¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

Mostrando entradas con la etiqueta ciudadanos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ciudadanos. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de junio de 2019

Nueva consulta popular sobre monarquía o república en el centro de Madrid tras la llegada de la derecha al Ayuntamiento

Alrededor de 100 urnas estarán abiertas de 12:00 a 21:00 este sábado, tres días después del quinto aniversario del reinado de Felipe VI.




Consulta popular sobre monarquía o república el pasado 2 de diciembre en Madrid. / ASAMBLEA DE LEGANÉS POR LA 
Este 22 de junio se celebra una nueva consulta popular sobre la monarquía o república en la zona centro de Madrid. El movimiento republicano contará con un total de 81 mesas para "revitalizar esta consulta en los barrios", según asegura aPúblico Luis Gimeno Lopesino, portavoz de la Asamblea de Leganés por la República.
Esta iniciativa se realiza una semana después de la llegada de la derecha al Ayuntamiento de Madrid, con la alcaldía del conservador José Luis Martínez-Almeida gracias a los apoyos de Ciudadanos y Vox.
A pesar de que los organizadores concretan que se llegó a un acuerdo con el anterior Gobierno para la celebración de esta consulta, ahora con la presencia de la extrema derecha, hay "cierto miedo" a que la intenten obstaculizar. Sin embargo, aseguran que si intentan parar el movimiento "asumirán las dificultades que se presenten".
La Confluencia de Iniciativas de Consultas Republicanas pondrá este sábado alrededor de 100 urnas, abiertas de 12:00 a 21:00. Esta consulta se celebrará tres días después del quinto aniversario del reinado de Felipe VI y cuando hace menos de un mes Juan Carlos I dejó de asistir a actos institucionales.
Además, a las 12:00 horas está convocada una bicicletada ecologista "porque el movimiento también reivindica una república que tenga en cuenta el derecho a decidir un modelo de ciudad sostenible". 
Hasta ahora, más de 100.000 personas han participado en las consultas que se han celebrado -fundamentalmente en Madrid-. Por ese motivo, la organización hace un llamamiento para la movilización este sábado "porque decidir es un derecho fundamental, también sobre la forma de estado".
"Será una jornada que de Lavapies a Malasaña y desde El Retiro a Plaza de España llenará la ciudad con la alegría de la república porque sabemos que existe alternativa frente a este régimen", afirma el movimiento republicano a través de un comunicado. 
Tras décadas de dictadura y democracia, el pueblo merece decidir el sistema político que prefiere.

martes, 26 de enero de 2016

"¿Acuerdo PODEMOS / PSOE / IU?: Los pactos no cambiarán nuestras vidas." Por izquierda Anticapitalista Revolucionaria

Comunicado IZAR.

 Pablo Iglesias acaba de anunciar que está dispuesto a apoyar al PSOE y a Pedro Sánchez para conformar junto a IU y Alberto Garzón un gobierno del “cambio”.

 Lejos quedan ya las declaraciones del propio Pablo Iglesias durante el pasado mes de julio de 2015 en las que afirmaba: “jamás seré vicepresidente de Pedro Sánchez” o las que hacía en mayo de 2014 en el Huffington Post diciendo:

 “está claro a qué intereses sirven gobiernos como el del PSOE o el del PP, que nos llevan al desastre” o a Efe afirmando que “El PSOE ha demostrado con sus políticas que forma parte del problema, que sus diferencias respecto al PP son diferencias de matiz”. ¿Qué está pasando entonces?


PODEMOS: 2 años después de su constitución.


Hace ya dos años del nacimiento de PODEMOS. En estos dos años hemos conocido una evolución importante. Por un lado es innegable que PODEMOS ha pasado a ser un partido con audiencia de masas y con peso en la política del Estado español. Sin embargo también ha evolucionado mucho en su discurso. PODEMOS ha pasado de ser un movimiento que provenía y conectaba con las resistencias y las movilizaciones que se han venido dando desde el inicio de la crisis capitalista, a ser un partido con “responsabilidad de Estado” que privilegia el juego institucional, las elecciones y, por lo que se ve, gobernar a toda costa. De ahí que haya ido suavizando su discurso tanto en materia económica y social como en cuestiones democráticas. Hemos pasado en muy poco tiempo del no pago de la deuda a la reestructuración, de la defensa de los servicios públicos a no oponerse a la educación concertada, del No a la OTAN al fichaje del ex Jefe del Estado Mayor de Defensa de Zapatero, del derecho de autodeterminación de los pueblos a la consulta no vinculante en Catalunya e incluso ya del “PSOE, PP la misma mierda es” del 15M al proponer junto con el PSOE conformar un supuesto gobierno del “cambio”.


Esa evolución no tiene que sorprendernos. Sigue una lógica. La de no enfrentarse, en definitiva, a la propiedad privada y a los intereses de los ricos y de los capitalistas y de por lo tanto, no poder llevar a cabo un verdadero reparto de las riquezas. PODEMOS y su dirección nunca lo pretendieron. Y aunque en un principio el proceso interno parecía algo más abierto para disputar desde las bases esa orientación, está claro ya que eso se ha vuelto misión imposible. Ya no existen bases ni círculos y la política de PODEMOS está marcada exclusivamente por l@s diputad@s y su dirección que sólo pretende empujar hacia una “segunda Transición”, un “segundo gran consenso” mediante un acuerdo con los partidos del Régimen, facilitando al final que los cambios sean mínimos y que no se replanteen en ningún momento los cimientos del Régimen del 78: Unidad de España, Monarquía y Capitalismo.


PODEMOS y el gobierno del “cambio”.


El pasado viernes, Pablo Iglesias hacía un llamamiento a configurar un gobierno denominado del “cambio” junto al PSOE e IU/UP en el que Pedro Sánchez fuese presidente del Gobierno y él mismo vicepresidente con una representación proporcional a los resultados del 20-D. Esa propuesta ha conllevado la retirada provisional de Rajoy de intentar formar gobierno y ha puesto el balón en el tejado del PSOE, muy dividido en torno a esta cuestión. No sabemos que acabará pasando. La configuración de un posible gobierno de “izquierdas” se hace más factible que hace unas semanas aunque no cierra aún la puerta a unas nuevas elecciones. Pero más allá de todo esto, ¿qué conllevaría esa propuesta de llevarse a cabo realmente? ¿Es posible un cambio con un gobierno con el PSOE?


Hasta ahora la experiencia griega nos ha mostrado que no es posible cambiar nuestras vidas ni luchar contra la austeridad sin enfrentarse al capitalismo y a los intereses y privilegios de los que detienen las riquezas. La experiencia griega nos ha mostrado incluso que al no asumir eso, al final se acaba aplicando políticas de ajustes incluso más duras que los anteriores gobiernos conservadores o social liberales. ¿Por qué razón esto sería diferente aquí en el Estado Español y además de la mano del PSOE? La memoria es tan selectiva que ya no nos acordamos del papel del PSOE y del gobierno ZP en la primera etapa de la crisis económica. Acaso nos hemos olvidado de que mientras seguían sin querer pronunciar la palabra crisis, decidían recortar el sueldo de l@s funcionari@s, aprobar la reforma laboral, el pensionazo y salvar a los bancos con dinero público. Acaso se piensa que se puede responder a las aspiraciones de millones de personas en materia de vivienda, empleo, salarios, pensiones, servicios públicos, derecho a decidir de la mano del PSOE. Evidentemente no. La Comisión Europea ya ha dicho que el Estado español iba a tener que recortar de inmediato unos 10 000 millones de euros aplicando una nueva tanda de recortes. De verdad pensamos qué eso va a “cambiar” con un gobierno del “cambio” del PSOE, PODEMOS e IU.


La propuesta de Pablo Iglesias apoyada también por Teresa Rodríguez que arremete contra Susana Díaz por ser “el sector más intransigente del PSOE en la negociación de investidura” genera una falsa ilusión sobre la posibilidad de cambiar nuestras vidas mediante ese pacto de gobierno. En ese sentido IU/UP está dispuesta a volver a llevar a cabo sus experiencias pasadas tanto en Andalucía como en Catalunya con el tripartit. Poco tiempo la ha durado la autocrítica. En cuanto a PODEMOS, éstos van más allá de lo que ocurriera en las municipales o en las autonómicas al apoyar la investidura de varios gobiernos del PSOE a cambio de recibir el suyo en ciudades como Barcelona, Madrid o Cádiz. Esta vez, hablan directamente de gobierno conjunto.


Es cada vez más urgente: retomar la movilización de nuestro bando social y construir un frente político anticapitalista y de clase que no vaya a remolque del reformismo.


Para cambiar nuestras vidas no hay atajos. En estos momentos parece algo complicado de defender. Está muy metido en el imaginario colectivo que sólo se pueden cambiar nuestras vidas desde las instituciones. Sin embargo, hay que insistir en que esto es un callejón sin salida. La única forma de acabar con el bipartidismo y con sus políticas es mediante la movilización de la clase trabajadora y de la juventud. De elecciones en elecciones no se acabará con el bipartidismo y menos aún aliándose con él. Eso solamente puede contribuir a que se vayan regenerando.


Las instituciones y los procesos electorales deben ayudar y reforzar la autoorganización y la movilización de aquell@s que sufrimos las consecuencias de la crisis capitalista pero nunca sustituirlas. No hay que generar falsas ilusiones sobre el hecho de que se puede luchar contra la austeridad sin enfrentarse a la lógica del capitalismo. No es posible. No se puede acabar con el paro, con la precariedad, con los recortes, con la deuda, con los desahucios sin acabar con un sistema que basa los privilegios y las riquezas de unos pocos en el paro, la precariedad, los recortes y la deuda de las clases populares. El ejemplo griego así lo demuestra. PODEMOS, como ya lo explicitaran en su día Iglesias y Errejón, siguen los mismos pasos con una pequeña diferencia: aquí están dispuestos a hacerlo de la mano del social liberalismo.


Para cambiar nuestras vidas no hay atajos. Hay que retomar la movilización sostenida y exigir en la calle que nuestras demandas se hagan realidad. Sólo la presión de la clase trabajadora y de la juventud mediante la movilización en los centros de trabajo, de estudio y en los barrios puede dar una respuestas favorable a nuestras demandas tanto en el terreno social como democrático. Hay que empezar a asumirlo y no ir siempre a remolque del “nuevo” reformismo aunque la presión sea fuerte. Hay que proponer una salida a la crisis desde la ruptura con el sistema capitalista. La mejor forma de dar pasos hacía ese camino es de construir la movilización y las resistencias. En ese sentido pensamos que la construcción de la iniciativa “No hay tiempo que perder”, que celebrará el próximo 2 de abril en Madrid su segundo encuentro, puede contribuir a ello mediante la conformación de un frente anticapitalista unitario y de clase.

miércoles, 25 de marzo de 2015

"No hay manifestaciones por las patatas fritas" por Andreu Pujol

   
  La galería Francesc Mestre de Barcelona presentó el pasado jueves una exposición de dibujos y grabados de Josep Obiols, artista 'noucentista', padre del que fue el líder del socialismo catalán Raimon Obiols. Como mínimo, todos hemos visto una de sus obras más insignes, que es el cartel hecho en 1922 para la Associació Protectora de l’Ensenyança Catalana, dónde se ve un escolar yendo a clase con una carpeta debajo del BRAZO y una bandolera amarilla colgando de su hombro.
Con el cartel de Obiols pienso en Teresa Solà, una maestra de mi pueblo de Breda que se dedicó a hacer clases clandestinas de catalán en su casa durante el primer franquismo, a las que acudían unos pocos chavales que se acordaron de aquello toda la vida. Pienso, también, en los maestros de catalán FORMADOS por Òmnium Cultural durante el tardofranquismo y en los padres castellanoparlantes que lucharon por la inmersión lingüística porque la veían cómo una oportunidad para sus hijos. Los catalanes del norte de La Bressola, los miembros de Escola Valenciana y el profesor mallorquín Jaume Sastre, que hizo una huelga de hambre para defender una educación digna en catalán.
La militancia por la escuela catalana tiene, pues, muchos años y esto no es ninguna buena noticia. No existe en Francia una militancia por la escuela en francés, ni en Inglaterra la militancia por la escuela en INGLÉS, del mismo modo que no hay manifestaciones defendiendo la ley de la gravedad ni la existencia de las patatas fritas. Nadie milita en servicio de la normalidad si no se vive en una situación anormal.
El Partido Popular de Catalunya ha puesto en marcha, en su página web, una campaña para fomentar entre los padres la solicitud de CURSAR la educación primaria en castellano. La escuela, ellos lo saben, tiene un papel importante –como lo tienen los medios de comunicación– cuando se trata de construir una "comunidad imaginada", hablando en los términos que el académico irlandés Benedict Anderson acuñó para referirse a la nación. La escuela fomenta unos referentes comunes que hace que el chico de York y la chica Exeter se reconozcan como miembros de una misma comunidad, sin ni siquiera haberse visto nunca. Por eso los estados han procurado siempre hacerse con el control de los currículos escolares, como han intentado controlar el espacio radioeléctrico.
Pero si la cuestión fuera sólo ésta, les bastaría al PP, Ciudadanos y otros cafres la defensa a ultranza del papel del estado en el control del currículo escolar. Lo que denota, en CAMBIO, ésta obsesión por el asunto de la lengua es que, en su idea de España, cualquier cosa que difiera de la realidad castellana es una molestia que se debe resolver paulatinamente. "Soyez porpres, parlez français", decían rótulos en los patios de las escuelas del Rosellón. Ahora ya no lo pone porqué no es necesario. Y yo, por si acaso, ya me iba.
Por Andreu pujol

domingo, 7 de octubre de 2012

Manifiesto #13-O No debemos, No pagamos





Manifiesto redactado por la asamblea del grupo de trabajo transversal Re-acción ciudadanaEl próximo sábado 13 de octubre vamos a salir a la calle cacerola en mano en cientos de ciudades de todo el mundo (http://www.globalnoise.net/).
Dado que no nos quieren escuchar,  vamos a hacer ruido para mostrar nuestra repulsa a las desigualdades y la opresión de un sistema económico  injusto que pone al capital por delante de las personas.
Manifestamos nuestro rechazo al pago de una deuda ilegítima y odiosa, que no es nuestra y que ha sido contraída contra los intereses de la mayoría de la población. Más del  80% del total de la deuda española es deuda privada, principalmente en manos de la banca y las grandes empresas, que la han generado obteniendo por el camino enormes beneficios de los que no han hecho partícipes al conjunto de la población.
Con las ayudas del estado a la banca, 215 mil millones de euros hasta  junio de 2012, a los que hay que sumar los 100 mil del nuevo préstamo europeo, esta deuda privada se está convirtiendo en deuda pública cuyo pago se nos impone a tod@s con recortes y privaciones. Estas ayudas, sumadas a los 412 mil millones que la banca ha recibido del Banco Central Europeo, no están sirviendo para reactivar el crédito a empresas y familias como nos dice el Gobierno. ¡Mentira! El dinero que se nos quita de nuestros servicios públicos y prestaciones sociales, y que nunca será devuelto, está  siendo utilizado para tapar sus agujeros, para que la gran banca haga negocio y para que sigan especulando en los mercados financieros generando más inestabilidad global.
Las políticas de reformas, recortes y privatizaciones que se aplican en España y otros países son previamente pactadas por los gobiernos en el marco de los tratados europeos (Pacto del Euro, Pacto Fiscal, etc.) que se firman de espaldas a la población. Son los propios gobiernos los que legitiman la imposición por parte de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) de programas de ajuste macroeconómico que ponen a la ciudadanía y los estados al servicio de la banca y las grandes empresas.
En estos tratados ya se recogía la modificación de la Constitución para dar carácter prioritario al pago de la deuda por delante de cualquier otro gasto público. Ahora, el nuevo Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) impone la brutal condicionalidad que tendremos que aceptar bajo el control directo de la troika por un “rescate” que se dedicará a pagar una deuda que no es nuestra.
Esto ya ha pasado antes, no es nuevo. Las políticas que hoy se nos imponen son las mismas que, bajo la denominación de “ajuste estructural”, se aplicaron hace más de 30 años en los países de la periferia. Con la excusa de la deuda se impulsaron recortes, privatizaciones, desregulaciones y liberalizaciones, se expoliaron los recursos naturales y se generó una importante crisis social y ecológica, siguiendo la misma lógica de convertirlo todo en mercancía con la que hacer negocio y obtener el máximo beneficio económico a corto plazo, para años después reconocer que “se había perdido una década”.
Frente a este ataque de las oligarquías financieras y empresariales, que se produce con la connivencia de gobiernos e instituciones internacionales, nuestra lucha no se puede limitar a defender los derechos y libertades ciudadanos logrados en las últimas décadas y que están siendo socavados por las actuales políticas “anti-crisis”; es imprescindible emprender una profunda transformación social, política y económica hacia un modelo justo y sostenible.
Por eso, el 13 de octubre saldremos a la calle a decir que esta es una deuda ilegítima y odiosa, y que no estamos dispuest@s a pagarla. Salimos a la calle a decir ¡NO DEBEMOS, NO PAGAMOS! Salimos a decirles que no aceptamos pagar su deuda, no a los recortes en sanidad, educación, prestaciones sociales y protección ambiental, no a las privatizaciones, no a las reformas laborales y el desempleo, no a los privilegios económicos, no a la especulación con la vivienda, no a los rescates y no a un Gobierno y una Unión Europea de la banca y las grandes empresas.
- Exigimos la moratoria en el pago de la deuda hasta realizar una  auditoría ciudadana, y repudio del pago de toda aquella deuda que resulte ilegítima por no haber repercutido en beneficio del conjunto de la población.
- La determinación de responsabilidades civiles y penales a los gestores políticos y económicos que han generado la deuda ilegítima.
- La creación de una banca pública, bajo control social, al servicio de las personas y la sociedad y no sometida a otros intereses que los generales.
- La redistribución de la riqueza por medio de un sistema fiscal progresivo y justo que grave más a quien más tiene, y la persecución del fraude fiscal, así como la prohibición de operar en paraísos fiscales hasta conseguir su cierre.
- El cese inmediato de privatizaciones y recortes, y el desarrollo de unos servicios públicos suficientes que garanticen la cobertura de las necesidades de toda la población.
- La regulación inmediata del mercado inmobiliario para acabar con la especulación de un bien de primera necesidad, el establecimiento de la normativa legal que ampare a las personas que necesiten acogerse a la dación en pago, así como la moratoria de los desahucios y la reconversión de pisos hipotecados ejecutados y pisos vacíos para el establecimiento de un parque público de viviendas en régimen de alquiler social.
- La anulación de la reforma laboral y la creación de un nuevo marco laboral que proteja los derechos de las personas trabajadoras. La implantación de salarios mínimos y rentas básicas que permitan cubrir sus necesidades a toda la ciudadanía, así como el establecimiento de salarios máximos.
- La derogación de los tratados y pactos que constituyen la Unión Europea de las grandes empresas y bancos, así como la construcción de una Europa social y democrática.
Estas y otras exigencias son alternativas viables que benefician al conjunto de la población, pasos hacia un nuevo modelo al servicio de las personas. No se aplican porque los gobiernos, instituciones, bancos, grandes empresas y fortunas solo miran por sus propios intereses, contrarios a la democracia y la ciudadanía.
Sabemos que la lucha es el único camino. Sólo desde nosotr@s mism@s, desde nuestras luchas y reivindicaciones se puede generar el cambio, con el que demos un viraje absoluto a los modelos políticos y económicos que se nos imponen. Es el momento de unir todas las luchas en una, de salir a la calle a pelear por un mundo mejor que ponga en el centro la solidaridad entre las personas y los pueblos, la igualdad, la justicia social y ecológica, los derechos humanos y la vida.
¡NO DEBEMOS, NO PAGAMOS!
#13Oglobal
#NodebemosNopagamos
#globalnoise
Grupo de Trabajo Transversal RE-ACCIÓN CIUDADANA