¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

Mostrando entradas con la etiqueta amnistia internacional. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta amnistia internacional. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de noviembre de 2011

La globalización de la disidencia, de la “Primavera árabe” a la ocupación en Wall Street



Soplan vientos de cambio en todo el mundo. Qué provocará ese cambio y cuando sucederá es algo imposible de predecir.
El pasado 18 de enero, en Egipto, una valiente joven dio un paso peligroso. Asmaa Mahfouz, de 25 años de edad, integraba el Movimiento 6 de abril junto a otros miles de jóvenes que participaban en debates en Internet acerca del futuro de su país. El movimiento se creó en 2008 para expresar la solidaridad de los jóvenes con los trabajadores de la ciudad industrial egipcia de Mahalla. Más adelante, en diciembre de 2010, el joven tunecino Mohamed Bouazizi se inmoló para protestar contra el sentimiento de desesperanza de su generación. Su muerte provocó el levantamiento en Túnez que derrocó al dictador que estuvo en el poder durante años, Zine el-Abidine Ben Ali.
Protestas similares se extendieron a Egipto, donde al menos cuatro hombres intentaron inmolarse. Uno de ellos, Ahmed Hashem el-Sayed, de Alejandría, falleció. Asmaa Mahfouz, indignada ante lo sucedido, publicó un video en Internet en el que miraba directamente a la cámara. Tenía la cabeza cubierta, pero mostraba su rostro. Se identificó con nombre y apellido y convocó a la gente a que se sumara a una congregación en la Plaza Tahrir el 25 de enero. En el video declaró: “Filmo este video para darles un simple mensaje: Vamos a marchar hacia la Plaza Tahrir el 25 de enero. Si aún nos queda honor y queremos vivir con dignidad en esta tierra, tenemos que marchar el 25 de enero. Iremos allí a exigir nuestros derechos humanos fundamentales. Ni siquiera hablamos de derechos políticos. Simplemente queremos que se respeten nuestros derechos humanos y nada más. Todo este gobierno es corrupto. El presidente es corrupto, las fuerzas de seguridad son corruptas. Estas personas que se inmolaron no tenían miedo de morir sino que temían a las fuerzas de seguridad. ¿No es increíble?”
Nueve meses más tarde, Asmaa Mahfouz se encontraba dando un discurso en el campamento de 'Ocupemos Wall Street' en Nueva York. El lunes por la noche, parada en las escalinatas frente a la multitud, no ocultaba su gran sonrisa mientras miraba el mar de rostros. Cuando terminó de hablar le pregunté de dónde sacaba la fuerza. Me respondió en inglés, con su humildad característica: “Cuando vi que un millón de personas se acercó a la Plaza Tahrir no podía creerlo. Y ahora creo que no tengo miedo, no soy más valiente que otros. Vi a mis compañeros egipcios enfrentarse a la policía cuando trataron de echarnos; ellos murieron por todos nosotros. Así que ellos son los verdaderos valientes y fuertes. Vi gente morir delante de mí porque querían protegerme y proteger a los demás. Ellos fueron los más valientes”.
Le pregunté cómo se sentía de estar en Estados Unidos, un país que había apoyado durante tanto tiempo al régimen de Mubarak en Egipto. Respondió: “Si bien le dieron dinero, poder y apoyo al régimen de Mubarak, nuestro pueblo, el pueblo egipcio, pudo vencer todo eso, pudo contra el poder estadounidense. El poder lo tiene el pueblo y no las balas ni las bombas ni el dinero estadounidense, nada de eso. El poder es de la gente. Por eso estoy aquí, para solidarizarme y apoyar a los manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street, para decirles 'el poder es de la gente', y 'sigan así que finalmente vencerán'”.
La revolución egipcia ha tenido consecuencias para Asmaa. En el pasado mes de agosto fue arrestada por las Fuerzas Armadas egipcias. Mientras mi colega Sharif Abdel Kouddous informaba desde El Cairo, Asmaa publicó dos polémicos mensajes en tweeter que provocaron su arresto por parte del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el gobierno militar que ha estado al frente de Egipto desde el derrocamiento de Mubarak.
Su arresto provocó reacciones a nivel mundial. Grupos tan disímiles como la Hermandad Musulmana y Amnistía Internacional lo condenaron. Fue puesta en libertad pero, como Sharif advirtió en el momento, Asmaa fue tan solo una de los 12.000 civiles arrestados desde que comenzó la revolución egipcia.
El mismo tipo de arrestos están sucediendo ahora en Estados Unidos, en muchas de las protestas que tienen lugar en todo el país. Mientras Asmaa se preparaba para regresar a Egipto, cientos de policías antidisturbios arremetían contra el campamento de Occupy Oakland, donde dispararon balas de goma y lanzaron gases lacrimógenos. La Universidad de Nuevo México está amenazando con desalojar el campamento que se montó en su predio y que fue denominado “(Un)occupy Albuquerque” (Desocupar Albuquerque) para enfatizar que se trata de territorio indígena ocupado.
Asmaa Mahfouz es actualmente candidata al Parlamento egipcio y quizá algún día, afirma, lance su candidatura a la presidencia. Cuando le pregunté que le diría al Presidente Barack Obama, quien pronunció su discurso dirigido al mundo musulmán desde El Cairo, respondió: “Usted le prometió a la gente que sería el cambio y que 'sí, podemos'. Entonces estamos aquí, y desde la ocupación en Wall Street le decimos lo mismo: 'sí, podemos'. Podemos lograr la libertad; podemos obtener nuestra libertad incluso de usted”.

viernes, 15 de julio de 2011

Por favor, difundirlo


España: El uso excesivo de la fuerza contra manifestantes no debe quedar impune

El 27 de mayo, los Mossos d'Esquadra golpearon reiteradamente con sus porras a manifestantes aparentemente pacíficos y dispararon pelotas de goma y cartuchos de fogueoHaz clic para ampliar
El 27 de mayo, los Mossos d'Esquadra golpearon reiteradamente con sus porras a manifestantes aparentemente pacíficos y dispararon pelotas de goma y cartuchos de fogueo. Autor: rawmon bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0
Ya somos 26.951 firmantes
Jaume Declós, español de 31 años; Angel Tamariz, mexicano de 28 o Paula Alvarez-Ossorio de 24 años, son algunos de las muchas personas que sufrieron el uso desproporcionado de la fuerza por parte de los Mossos d'Escuadra durante el desalojo de la Plaza de Catalunya de Barcelona el pasado 27 de Mayo.

Imágenes de vídeo de la operación policial efectuada en dicha plaza, muestran a los Mossos d'Esquadra golpeando reiteradamente con sus porras a manifestantes aparentemente pacíficos y disparando pelotas de goma y cartuchos de fogueo. En las imágenes, algunos manifestantes parecen estar heridos y tener sangre en las manos y en la cabeza. Según cifras oficiales, 84 manifestantes y 37 agentes de policía resultaron heridos. Un abogado que asistió a los manifestantes afectados dijo a Amnistía Internacional que un total de 180 personas habían denunciado lesiones, y que unas 50 de ellas tenían informes médicos que  las documentaban. Amnistía Internacional también ha recibido denuncias de uso excesivo de la fuerza en Lleida el 27 de mayo y nuevamente Barcelona el pasado 15 de junio dentro del contexto de las manifestaciones protagonizadas por el movimiento del 15 de mayo.

Amnistía Internacional ha expresado en diversas ocasiones su preocupación por las denuncias reiteradas y creíbles de uso arbitrario o excesivo de la fuerza por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en España, así como por la impunidad que reina en dichos casos.

La organización no comparte la negativa de Felip Puig i Godes a realizar una investigación sobre lo sucedido al alegar que los Mossos d'Esquadra habían recurrido a la fuerza únicamente para responder a las agresiones por parte de los manifestantes. El Gobierno catalán no ha hecho pública evidencia alguna de ese presunto uso de la violencia por parte de los manifestantes.

Por ello, Amnistía Internacional ha exigido al Gobierno central español y al catalán que lleven a cabo sin demora una investigación independiente, exhaustiva y eficaz de todas las denuncias de uso de fuerza excesiva por parte de la policía hacia los manifestantes, así como que se adopten medidas disciplinarias y, si procede, se inicien actuaciones penales contra los agentes de policía de quienes se concluya hicieron un uso de fuerza excesiva.
¡Actúa!
Rellena tus datos para que enviemos un mensaje en tu nombre ( leer ) , en catalán y castellano, al Conseller de Interior del Gobierno de la Generalitat de Catalunya para que realice una investigación sobre lo sucedido (el mensaje enviado contendrá tu nombre, apellidos y correo electrónico).
* Campos obligatorios
  
*  
*  
 
*  
  (9 dígitos sin espacios, sólo España)
*  
*  (Sólo para España)
  (NIF sólo para España)
  (Sólo números y letra. Sin puntos, espacios ni guiones para el NIF)
  

 

Al participar en esta acción, aceptas la política de privacidad (por favor léela antes de enviar tus datos).