¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Federica Montseny. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Federica Montseny. Mostrar todas las entradas

viernes, 24 de enero de 2014

Lecturas Recomendadas. I Capítulo. " Abriendo brecha. Julián Vadillo Muñoz"



- Comenzamos una nueva sección semanal en nuestro querido blog de "abuelomuro.org". En esta nueva sección os recomendaremos libros que por algún motivo (temática, escritor, repercusión social...) os recomendamos fervientemente que los leáis (si es posible comprarlo o cogerlo de la Biblioteca, que también cuenta...). Empezamos el primer capítulo de esta sección con un libro dedicado a la invisible lucha de la mujer obrera que siempre ha luchado el doble que los hombres por su doble vertiente, tanto de obrera como de mujer. Es una lectura amena, a un precio razonable y escrito por una persona muy conocida en el ámbito de la lucha obrera. 

                         

ABRIENDO BRECHA. Los inicios de la lucha de las mujeres por su emancipación. El ejemplo de Soledad Gustavo.
Julián Vadillo Muñoz
Prólogo de Laura Vicente 
Volapük Ediciones, 2013 Guadalajara
296 páginas, 13x20 cm.
ISBN: 978 84 94085215
13 euros 

     Abriendo brecha es un acercamiento a la historia de la lucha de las mujeres por la conquista de sus derechos, inserto además, como así fue, en el movimiento obrero. Especial atención se presta a la participación de la mujer en el anarquismo, movimiento que enseguida comprendió que las reivindicaciones femeninas eran fundamentales para la consecución de la sociedad igualitaria que pretendían. Y cómo las mujeres en el anarquismo se organizaron para conseguir emanciparse de la explotación que la sociedad les imponía.
     Por último, se centra el libro en la figura de Soledad Gustavo, o Teresa Mañé, una de las pioneras en el desarrollo del feminismo desde una perspectiva obrerista. Fue maestra, impulsora de escuelas laicas y de prensa anarquista como La Revista Blanca, conferenciante activa y autora de numerosas obras de análisis libertario. En el libro se recogen los escritos más significativos de Soledad Gustavo.

     Julián Vadillo Muñoz (Madrid, 1981). Historiador especializado en movimiento obrero y libertario, afincado en Azuqueca de Henares (Guadalajara), con varias obras ya publicadas: Aproximació a Mujeres Libres;La explosión del polvorín en Alcalá de Henares, 1947Mauro Bajatierra, anarquista y periodista de acciónEl hilo rojinegro de la prensa confederal. Ochenta aniversario del periódico CNT.
     Asiduo colaborador de la prensa libertaria (BICEL, Tierra y Libertad, CNT, Diagonal), prolífico conferenciante y activo en varios proyectos de memoria histórica (Fundación Anselmo Lorenzo, Foro por la Memoria de Guadalajara) y fue miembro de la redacción de la revista Germinal. Ha participado, también, en la organización de congresos de historia o jornadas como: Mujeres libres y libertariasMujeres en la memoriaColectividades en GuadalajaraLa Escuela Moderna75 años de la FAI, etc
     La presentación de comunicaciones en congresos especializados se cuentan por decenas orientadas en la línea de sus investigaciones que se centran en la historia del movimiento obrero y libertario de la zona centro peninsular.
     En próximas fechas será publicada su tesis doctoral Historia del movimiento obrero en Alcalá de Henares, 1868-1939

     “Estamos ante una breve, pero interesante, obra de recopilación y divulgación a través de la cual Julián Vadillo rescata a una de las mujeres que más aportó al feminismo anarquista desde el punto de vista ideológico” (del prólogo de Laura Vicente).


Cumple este libro una tarea muy importante que es la de romper la sistemática invisibilización de las mujeres y su contribución a la Historia y a su propia emancipación.
Abriendo brecha es un libro equilibrado y muy bien estructurado. En el primer capítulo nos habla de la lucha de mujeres concretas pero también del despertar de una conciencia colectiva. Y de un ansía y capacidad de organización que desemboca en la eclosión de organizaciones de mujeres a principios del siglo XX y su participación activa y masiva tanto en debates como en huelgas y motines. En el segundo capítulo se dan unas cuantas explicaciones claras y sucintas de las ideas y practicas del anarquismo y del papel de las mujeres en su construcción. Las organizaciones anarquistas tuvieron muy en cuenta desde el principio la reivindicaciones de las mujeres, en parte por la influencia temprana que tuvieron las ideas de Bakunin en la península.
En el tercero se habla de la figura de Teresa Mañé (Soledad Gustavo que era como firmaba sus obras) y su aportación al anarquismo como traductora de textos, fundadora de la Revista Blanca, partícipe en debates y autora de obras fundamentales del anarquismo español, es importantísima. Aunque la historia la haya postergado frente a otros personajes de su familia (es la madre de Federica Montseny).
Este libro viene pues a reparar una inmensa injusticia histórica. Bien es cierto que Soledad Gustavo no se planteó la lucha por la emancipación de la mujer como separada de la lucha humanista que era el anarquismo, pero era fácil pensar entonces que la revolución acabaría con todas las injusticias. Quizá ahora pensaría que la revolución tiene que ser feminista o no sera.

Un nutrido y fabuloso apéndice con sus obras muestra que sus luminosas palabras y brillantes reflexiones son necesarias y a día de hoy mueven y conmueven por su absoluta vigencia. Señal de que los problemas son los mismos y que pese al paso del tiempo lo siguen siendo. La oscuridad, el atavismo, y las instituciones que las promueven siguen bien vigentes. Iglesia, estado, burguesía y retrógrados de toda laya se esfuerzan porque vivamos aún en la España atávica; la de los 40 años de paz; esa España donde la caspa deja de ser una enfermedad del cuero cabelludo y se convierte en una forma de vida. Aquel corralón desierto donde extinguieron las pocas luces que había y donde no han puesto todavía farolas nuevas. Quizá para que las mujeres no puedan andar tranquilamente por las calles.

Volapük ediciones, Guadalajara 2013.
296 páginas. Rústica. 20×13 cm

ISBN: 9788494085215

martes, 18 de junio de 2013

Entrevista a Nines Maestro, detenida anoche en el Centro de salud de Vallecas

Nines Maestro, militante de Red Roja y UPK.

¿Qué quiere hacer el gobierno del PP con el centro de Salud de Vallecas Federica Montseny, y porqué?
La Consejería de Sanidad del PP ha intensificado el proceso de desmantelamiento de la sanidad pública, para favorecer el negocio privado. En concreto, en el Distrito de Vallekas, transfiere a la gestión privada los dos Centros de Especialidades, el Federica Montseny y el Vicente Soldevilla y los dos Centros de Salud Mental, al tiempo que cierra el primero de ellos y el Centro de salud Mental de Villa de Vallekas.
El objetivo de la Consejería es que el jugoso negocio de la gestión sanitaria privada, pagada con nuestro dinero, pueda ser controlado directamente por los dueños del Hospital Infanta Leonor, del que depende la población de Vallecas: las empresas constructoras Begar y Ploder, cuyos dueños están imputados en la trama Gürtel, y por las nuevas empresas que gestionarán lo que queda por privatizar: El Corte Inglés, OHL y Ribera Salud

¿Cómo está siendo la respuesta del barrio y de los sectores comprometidos con la defensa de la sanidad pública?
La respuesta del barrio a la convocatoria de concentración realizada por la Asociación de Vecinos del Alto del Arenal, CASMADRID Y MATUSALÉN fue extraordinaria: más de 500 personas se reunieron a la puerta y se agotaron los pliegos de firmas en los que cada persona con nombres y apellidos exige ser tratado exclusivamente en centros de titularidad y gestión públicas.
Más de la mitad pasaron después al hall del Centro donde se realizó una asamblea en la que se reiteró que si la Consejería había empezado (esta fase de la privatización) con Vallekas, se iba a encontrar con su pueblo.
Allí mismo se organizaron los turnos de un encierro que pretendía ser indefinido y se conovó una asamblea para hoy martes a las 19h en las puertas del Centro.

¿A qué responde este nuevo proceso de lucha?
La convocatoria decía “Hemos tomado la humilde decisión de no retroceder”. Hace referencia a la decisión que cada vez se va extendiendo más de adoptar otras formas de organización y de lucha, centradas en cada barrio y en cada pueblo, en torno a la resistencia frente a la privatización y al desmantelamiento de sus centros y hospitales. Entendemos que esto es vital porque las “mareas” y las grandes manifestaciones  iban perdiendo fuerza en los últimos tiempos y lo que es más grave, no estaban fortaleciendo ninguna estructura organizativa local, que son la únicas que permiten la acumulación de fuerzas.

¿Qué pasó anoche?
Catorce personas iniciamos el primer turno del encierro. Lo hicimos en una sala que encontramos abierta y con la llave puesta. Desde la terraza nos comunicábamos, gritando lemas conjuntos, con la concentración que continuaba abajo. También desde las azoteas desplegamos varias pancartas, que decían: “Hemos adoptado la humilde decisión de no retroceder”, “Derogación de la Ley 15/97” y “Contra la privatización, lucha obrera”.
Poco más de una hora después, y al parecer llamados por la Directora Médica del Centro – de acuerdo con la Consejería de Sanidad – aparecieron 12 “lecheras” repletas de antidisturbios que tomaron el edificio y entraron en la sala donde estábamos, rompiendo la puerta.
Tras ello, manos en alto, cacheos y puesta de esposas. No hubo la menor resistencia y de allí nos trasladaron, todo el tiempo esposados,  a la Comisaría Central de Moratalaz. Quiero reseñar que nos trasladaron en furgonas, con las esposas puestas a la espalda, sin cinturón de seguridad, y conducidos a toda velocidad, temiendo en cada momento acabar de narices en el suelo.
Menos mal que para pasar el mal trago, las cuatro mujeres que estábamos y a quienes nos llevaron juntas, ante la sensación de que nos habían abandonado en un espacio casi completamente cerrado, sin apenas luz y con mucho calor empezamos a cantar a voz en grito: “Andaluces de Jaén “ y “en la plaza de mi pueblo dijo un jornalero al amo…”. Al rato nos sacaron al recinto donde esperaban los demás compañeros, en el que permanecimos esposadxs hasta más o menos las 2 de la mañana.
Tras los numerosos trámites y tras negarnos a declarar allí (ya con nuestrxs abogadxs delante, Begoña Lalana y Erlantz Ibarrondo) nos dejaron el libertad, con los siguientes cargos: “Allanamiento de morada propiedad de persona jurídica con fuerza en las cosas”, además de “desobediencia, resistencia y atentado a la autoridad”. Como tantas otras veces, juzguen ustedes la consistencia de las acusaciones.

¿Cuál es el siguiente paso para defender el Federica Montseny?

El siguiente paso, como siempre, es que les salga el tiro por la culata con la represión. Que el calor del pueblo, lo más masivo posible, reconozca la acción como propia y refuerce su decisión de seguir adelante. Esperamos que en otros barrios y pueblos se refuerce la decisión de organizarse en Comités o Consejos en los que se planifiquen las acciones que en cada lugar parezcan más oportunas.
Creo que la consigna debe ser extender la organización, cuadricular los territorios hasta lograr tener una persona responsable por manzana de casas (que no es ni mucho menos imposible si se propone en serio) de difundir la propaganda, recoger denuncias, etc.
Debe acabarse el tiempo de las lamentaciones, incluso de la “indignación” entendida como sorpresa por el actuar de los poderes públicos (¿era razonable esperar que hicieran otra cosa más que rapiñar todo lo posible a costa del pueblo?) para pasar a situar en el primer objetivo organizar nuestra fuerza para una lucha que se avecina larga y dura. En sanidad, los lemas son:
Derogación de la Ley 15/97
Devolución a manos públicas de todo lo privatizado.
Sanidad universal y de calidad para todas las personas.

Finalmente quiero destacar que de las 14 personas detenidas, entre las que hay militantes de Solidaridad Obrera y de Yesca, además de vecinos y vecinas del barrio sin vinculación política, seis somos militantes de Unidad Popular de Clase (UPK).
Espero que la presentación pública que se hará el próximo 21 de junio en el CAUM (Tirso de Molina 8,1º) refleje que los vientos del pueblo empiezan a soplar con fuerza.