¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

Mostrando entradas con la etiqueta CCOO y UGT sólo para. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CCOO y UGT sólo para. Mostrar todas las entradas

sábado, 18 de febrero de 2012

Movilizaciones contra la reforma laboral




Indecente, impresentable, un atraco a la clase trabajadora, cesión sin precedentes a banqueros y empresarios, una burla a los parados, porque con esta medidas no se creará empleo, una traición a sus votantes al no estar contemplado en su programa electoral. Todos estos y muchos más adjetivos son los que pueden resumir la impresentable reforma laboral del despido, aprobada el viernes, 11 de febrero de 2012.

Redacción
mardi 14 février 2012
Para la CGT, esta reforma sólo tiene una lectura sindical y social : HAY QUE DEROGARLA y el camino para ello es LA LUCHA COLECTIVA, laboral y social y la ocupación de la CALLE con miles, miles y miles de personas. Estas son algunas de las convocatorias que van surgiendo por todo el estado :
-Zaragoza. Día 16 de febrero a las 19.30 manifestación unitaria. Saldrá de la plaza santa Engracia y se dirigirá al Pº Mª Agustín (Edificio Pignatelli).
-Barakaldo y Ezkerraldea. Viernes 17 de febreo a las 19:30 horas, en Biden Onera Plazan. Se movilizan contra la crisi y los recortes.
-Málaga. Sábado 18 de febrero pasacalles/manifestación por las calles peatonales del centro de Málaga. Partirá a las 18h desde la Plaza de la Marina.
-Alicante. Sabado 18 de febrero a las 12h. Concentración en la Plaza de la Muntanyeta
-Sevilla. Domingo 19 de febrero a las 11:30 horas en la salida del metro del Cristina. Convoca Plataforma La Lucha Está en la Calle (CGT, CNT, SAT y Asambleas del 15M.
-Barcelona. Domingo 19 de febrero a las 11:00 horas en la Plaza de Catalunya.
-Valencia. Domingo 19 de febrero a las 11,30 horas en San Agustín manifestación. Bloque CGT, nos vestiremos de rojo y negro.
-Madrid. Domingo 19 de febrero. Punto de encuentro en la Bolsa de Madrid, Plaza de la Leatad a las 11,30-12 horas. Convocatoria de Acampada Sol. Apoyan los Sindicatos de Administración Pública, Metal y Artes Gráficas.
-Castellón. Domingo 19 de febrero a las 12 horas manifestación. Plaza Independencia (La Farola). CGT irá en el Bloque Unitario Obrero.
-Maó, Menorca. Domingo 19 de febrero en la Plaça de s’Esplanada a las 12 horas. Concetración contra la Reforma Laboral.
-Murcia. Domingo 19 de febrero a las 11,30 horas manifestación contra la Reforma Laboral, por la defensa de los Servicios Públicos y por el reparto del trabajo y la riqueza en la Plaza Fuensanta.
-Burgos. Miércoles 22 de febrero a las 20,30 desde la Plza. del Cid.
-Valladolid. "Contra los recortes sociales. En defensa de la clase trabajadora" - Manifestacion el viernes 24 de Febrero. Salida Paseo Zorrilla (esquina Filipinos). Llegada Fuente Dorada. 20 horas
-Bilbao. Sábado 25 de febrero manifestación unitaria a las 18:00 horas en el sagrado corazón de Bilbao.
-Valladolid. Martes 28 de febrero."Contra los recortes sociales. En defensa de la clase trabajadora" - Concentración en las Cortes de Castilla y León. Martes 28 de Febrero. 12 horas.
La lucha está en la calle.


miércoles, 14 de diciembre de 2011

Nueva vuelta de tuerca: Ya hay un acuerdo con la Patronal. Despido de 20 dias y fin de prórrogas de convenios



"Muy hilvanados". Así definía ayer un destacado dirigente sindical el estado de los acuerdos entre los agentes sociales en materia de mediación y arbitraje, absentismo y mutuas, festivos y formación...
José María Triper | El Economista | Hoy a las 11:43 | 774 lecturas | 6 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/nueva-vuelta-tuerca-ya-hay-acuerdo-patronal-despido-20-dias-fin-prorro
Compartir: Publicar en Facebook Publicar en Twitter Publicar en Meneame Publicar en Google Buzz Publicar en Technorati Publicar en Delicious Publicar en AlternativeWeb
     
■UGT y CCOO, dispuestas a aceptar el despido de 20 días
"Muy hilvanados". Así definía ayer un destacado dirigente sindical el estado de los acuerdos entre los agentes sociales en materia de mediación y arbitraje, absentismo y mutuas, festivos y formación. Cuatro puntos destacados de la reforma laboral sobre los que un directivo de la patronal coincidía en afirmar que "las negociaciones están muy avanzadas, a falta sólo de cerrar algunos flecos". Mariano Rajoy pide a los agentes sociales un acuerdo laboral para antes de Reyes.
Este sería el primer paquete de reformas para flexibilizar el mercado de trabajo que CEOE y sindicatos presentarían al nuevo Gobiernopresidido por Mariano Rajoy, antes del próximo 6 de enero, plazo marcado por el líder del Partido Popular. A ellos podría añadirse también un acuerdo en materia salarial sobre las bases de desindexación de las subidas salariales del IPC y vincular parte de las retribuciones a la productividad.
En este punto, en el que hay coincidencia entre las partes, la diferencia estriba en que los sindicatos exigen que se establezcan unos medidores de la productividad que se fijarían en cada convenio sectorial.
Dentro de los cuatro puntos en los que la negociación está a punto de cerrarse, en materia de mediación y arbitraje sindicatos y patronal están de acuerdo en institucionalizar esta figura de resolución de los conflictos laborales para evitar la judicialización, es decir, el recurso a los tribunales, en la negociación colectiva y, sobre todo, en la ultraactividad, fórmula por la que un convenio se prorroga automáticamente si no hay acuerdo entre los interlocutores sociales.
Dirigentes de la CEOE explican que "la voluntad de todos es impulsar el arbitraje y encomendar la mediación en los conflictos a una persona o ente independiente"
Importante es también el principio de acuerdo en materia de absentismo y mutuas de accidentes de trabajo, por el que se otorgaría poder a estas instituciones en materia de concesión de las altas y bajas laborales. A cambio, las centrales sindicales se incorporarían al sistema, no en la gestión de las mutuas, pero sí en los órganos de control de altas y bajas.
Aquí el planteamiento de la patronal incluye la petición al Ejecutivo de rebajar un punto o punto y medio las cotizaciones por enfermedad o accidentes laborales, como consecuencia de la presumible disminución del coste de las bajas.
Rebajar el coste del despido
Donde todo parece estar resuelto es en el traslado de los festivos a los lunes para mejorar la productividad, evitando el coste de los puentes como el pasado, del 6 y 8 de diciembre, que la parte empresarial estima en 1.200 millones de euros.
El punto más complicado de la negociación, y en el que existen mayores dificultades para cumplir con el plazo dado por Mariano Rajoy, es el de la reforma de la contratación y el abaratamiento del despido.
Responsables sindicales admiten que tanto CCOO como UGT estarían dispuestas a aceptar el contrato indefinido con una indemnización de 20 días por año trabajado, pero sin carácter retroactivo, es decir, sólo para las nuevas contrataciones, salvaguardando los derechos de los contratos actuales.
Sí hay acuerdo en el principio general de apostar por el modelo austriaco para cambiar la actual indemnización por despido por un fondo de pensiones individualizado que eltrabajador irá capitalizando a lo largo de su vida laboral.
También se intenta buscar un punto de encuentro sobre los llamados minijobs oempleos temporales para jóvenes con un salario de 400 euros mensuales y compatible con los estudios. Un modelo que en Alemania ha generado 4,6 millones de puestos de trabajo y que, en palabras del presidente de la CEOE "hay que hacerlo", a pesar de reconocer que "es injusto, sí, pero tenemos que tratar de salir de la situación actual". Posición que no comparten las centrales sindicales, como ayer se encargó de puntualizar el secretario general de UGT, Cándido Méndez, para quien se trataría de crear un contrato basura más y, "por eso no estamos".
En lo que sí se mostraron ayer de acuerdo Rosell y Méndez es en "emplearse a fondo para alcanzar un acuerdo de reforma laboral" e intentar respetar el plazo marcado por Rajoy, aunque "sin esperar grandes titulares", en palabras del líder empresarial. Plazo que el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, aseguraba desconocer, mientras advertía contra una "irrupción abrupta" del próximo Gobierno en la negociación social.

jueves, 13 de enero de 2011

Lamentables los sindicatos mayoritarios. Vendidos...

Los dirigentes de CCOO y UGT consuman su traición: renuncian a la huelga y llevarán la jubilación al Parlamento


CCOO y UGT dan una nueva tregua al gobierno que podrá completar sus brutales agresiones a la clase trabajadora con su pasividad cómplice, en una reedición "discreta" del "Pacto de la Moncloa bis".


Los sindicatos renuncian a la huelga y llevarán la jubilación al Parlamento

Las maratonianas sesiones de negociación entre Gobierno y sindicatos de los últimos días han servido para constatar que el acuerdo para la reforma del sistema de pensiones es, hoy por hoy, imposible. Las distancias son tan grandes que tanto unos como otros parecen decididos a cerrar un acuerdo de mínimos y trasladar al Parlamento la responsabilidad de legislar sobre las cuestiones más espinosas de la reforma, especialmente la propuesta de ampliar la edad legal de jubilación a los 67 años, que el Ejecutivo considera "irrenunciable" y que para CCOO y UGT es "inadmisible".



Se trata, en palabras de algunos responsables de las partes implicadas, de alcanzar acuerdos puntuales antes del próximo día 28 "que no se van a escenificar", sobre los temas menos conflictivos, como las políticas activas de empleo, formación profesional o seguridad e higiene. Mientras, las grades decisiones sobre el sistema de pensiones se resolverán en la posterior tramitación parlamentaria del proyecto de ley correspondiente. Máxime cuando el Gobierno ha admitido ya en la mesa de negociación que el articulado del proyecto puede ser modificado en su paso por las cámaras legislativas.



Una decisión ésta que, en principio, están dispuestos a aceptar los sindicatos, que parecen renunciar a las posturas maximalistas del principio, y que paralizarían la convocatoria de una huelga general, dando así un respiro al Gobierno de cara a las elecciones municipales y autonómicas de mayo.



Es más, en medios sindicales se comenta que tanto CCOO como UGT estarían dispuestos a asumir el texto final de la reforma si sale del Parlamento con el respaldo de una amplia mayoría.



Consensuar con el PP

En esta línea, las dos centrales mayoritarias han exigido al Gobierno la incorporación inmediata de la patronal CEOE a la mesa de negociaciones y la apertura de diálogo con todas las fuerzas políticas parlamentarias y, especialmente, con el Partido Popular.



El propio secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, aseguró ayer que no contempla un acuerdo en materia de pensiones en el que no esté el PP y emplazó al presidente Rodríguez Zapatero a que se deje de declaraciones "grandilocuentes" y llame a Mariano Rajoy, para que su partido se sienta "cómodo" en ese gran acuerdo que se ha de construir.



Los dirigentes de CCOO son conscientes de que los populares se alinean con el bando sindical en su rechazo a prolongar la vida laboral de forma obligatoria y que, además, si se produce el vuelco electoral que aventuran las encuestas será un Gobierno del PP el encargado de desarrollar y poner en práctica la reforma laboral y la de las pensiones.



A este respecto, portavoces autorizados del Partido Popular confirmaban también ayer a elEconomista que los populares "hemos estado siempre con el Pacto de Toledo" y, por ello, sólo aceptarían elevar a los 67 años la edad legal de jubilación "si se hace de forma voluntaria e incentivada", mediante beneficios fiscales.



Desde el PP se exige también que "se equipare la edad real de jubilación, actualmente en 63 años, a la edad legal de 65 años", lo que probablemente evitaría subir hasta los 67, sobre todo si se acompaña de medidas complementarias que, entre otras, limiten al máximo las jubilaciones anticipadas.



Por su parte el Gobierno ha declarado ya su intención de incorporar a CEOE y abrir el debate a temas como la negociación colectiva o la reforma laboral, además de convocar también los grupos políticos para buscar su visto bueno tras el desacuerdo del Pacto de Toledo.



Moncloa trabaja en un gran pacto con CEOE y sindicatos al margen del PP



En el subconsciente colectivo del sindicalismo existe un viejo adagio. Sugiere que quien no negocia el conflicto social, no existe. Y esta antigua sentencia explica mejor que ninguna otra la nueva estrategia de los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO. También del Gobierno, que ha lanzado la negociación para arrinconar al PP con un gran pacto social firmado por las centrales sindicales y los empresarios.



Lo que toca ahora es negociar y de ahí que tanto CCOO como UGT estén pergeñando una propuesta (todavía sin delimitar y en fase embrionaria) que tiene como objetivo alcanzar acuerdos con el Gobierno y los empresarios en materias como las pensiones, los reglamentos de la reforma laboral, la política energética, la retribución de los empleados públicos o las políticas activas de empleo.



El esquema de la negociación está aún por determinar, pero lo que está claro es que será multiformato. Es decir, en unos casos se producirán negociaciones bilaterales (empresarios y sindicatos) para abordar, por ejemplo, la negociación colectiva. Y en otro de carácter trilateral (con la participación del Gobierno) o con la implicación de las fuerzas políticas. Por ejemplo, durante la tramitación parlamentaria de la ley de reforma de las pensiones, cuyo anteproyecto debe aprobar el próximo 28 de enero el Consejo de Ministros.



El Gobierno, según fuentes sindicales solventes, pretende tener listo el paquete de acuerdos -si finalmente los hay- antes del 22 de mayo, es decir, inmediatamente antes de las elecciones municipales y autonómicas. Y el nuevo presidente de CEOE, Joan Rosell, es uno de los impulsores. De hecho, los empresarios están presionando al grupo parlamentario popular para que se 'moje' y se sume a un gran pacto para reformar el sistema de pensiones. También está por la labor UGT, que un principio se mostró fría a esta iniciativa que viene defendiendo CCOO desde hace al menos año y medio. Lo que está claro es que las negociaciones serán rápidas. No se quieren repetir anteriores negociaciones (reforma laboral) que se fueron pudriendo a medida que pasaban los meses.



No se trata tampoco de reeditar una especie de nuevos pactos de la Moncloa -sellados en 1977 por las fuerzas políticas para apuntalar la democracia-, sino que más bien evocan a los viejos acuerdos interconfederales firmados en los primeros años 80. El último, el 29 de octubre de 1984 (por tres años), cuando UGT, CEOE y el Gobierno -CCOO no lo suscribió- firmaron el Acuerdo Económico y Social (AES). Este pacto fue heredero del Acuerdo Interconfederal (1983) firmado en esa ocasión por sindicatos y patronal, pero sin la presencia del Gobierno.



Objetivo: aislar al PP



Este esquema -que aísla políticamente al PP-, como sucedió en los tiempos de Manuel Fraga, es el que ahora se quiere recuperar en un contexto económico parecido: en medio de una grave crisis económica. Aunque con un sustancial diferencia en cuanto al nivel de riqueza del país. Asímismo, hoy España es una economía mucho más internacionalizada que en el pasado, y que además está vigilada al minuto por los mercados financieros debido a su elevado endeudamiento público y privado.



Las direcciones sindicales estiman que negociar ahora es posible precisamente porque se celebró la huelga general, y con este argumento quieren convencer a sus bases de que el acuerdo es posible pese a los recortes en el gasto social y la reforma laboral. En paralelo, seguirán adelante con la ILP (Iniciativa Legislativa Popular) con la que pretenden frenar la reforma laboral del Gobierno.



Las centrales parten en su análisis de una premisa. Zapatero se ha comprometido ante la comunidad internacional a gobernar aunque sea por decreto si no hay acuerdo. Y hay que recordar que no sólo pende sobre los sindicatos la fecha del 28 de enero (pensiones), sino también la del 18 de marzo, fecha límite que ha dado el Ejecutivo para que centrales y empresarios pacten la negociación colectiva. Y el Gobierno ya ha filtrado (a la prensa amiga) para meter presión a los sindicatos que sin acuerdo se acaba la ultractividad de los convenios, lo que significa comenzar a negociar cada año desde cero las relaciones laborales en las empresas, lo cual es un torpedo contra la línea de flotación de los sindicatos y de los trabajadores. Por eso, la estrategia sindical tiene también algo de defensiva.



Como dice uno de los negociadores, entre otras cosas porque si se deja a los técnicos del Ministerio de Trabajo hacer la reforma de la negociación colectiva, facilitarán todavía más el descuelgue de las empresas en los convenios colectivos. "Y Zapatero ahora va en serio porque no le queda más remedio".



Desafección socialista



El acuerdo social puede ser global aunque no único, lo que evitaría a los sindicatos el ‘desagradable’ papel de haber facilitado la ansiada ‘foto’ que quiere Moncloa antes de las elecciones autonómicas y municipales. Pero al menos el PSOE lograría recuperar su imagen ante sus electores, que es la prioridad estratégica que se ha marcado Moncloa desde que Alfredo Pérez Rubalcaba oficia como vicepresidente político del Gobierno. Lo importante es achicar la desafección de los votantes socialistas, y en este contexto se explica la voluntad del Gobierno por pactar las reformas. Necesarias en todo caso en un momento económico como el actual. Y para lo cual ofrece flexibilizar la jubilación a los 67 años para que los sindicatos "puedan salvar la cara ante sus afiliados", asegura un representante de la patronal.



Con esta estrategia, los sindicatos quieren recomponer el consenso del Pacto de Toledo, que amenaza con romperse el próximo día 25 en la votación que se celebrará en el Congreso. El PP ya ha dicho que no apoyará la prolongación obligatoria de la edad de jubilación hasta los 67 años. Y tampoco las fuerzas de izquierda (IU, ERC y BNG).



Pero un movimiento capaz de ser aceptado por los sindicatos y los empresarios, dejaría al PP descolgado de la reforma de las pensiones, y en eso está trabajando el Gobierno. Mientras que CEOE trabaja para que al acuerdo se sumen también los partidos políticos, en particular el PP y CiU. Por el momento, la primera reunión que se iba a celebrar hoy al máximo nivel (Valeriano Gómez, Toxo, Méndez y Rosell) se ha aplazado. Oficialmente, por problemas de agenda, aunque según fuentes conocedoras del proceso en realidad se quiere ganar tiempo para reordenar todo el esquema de negociaciones.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Vergonzosa, Antiobrera y Lamepollas de los empresarios. Así es la propuesta de subida del SMI



Esta mañana he sufrido una indignación que hacía tiempo que no tenía. ¿Cómo coño quieren que pasemos unas santas navidades tranquilas si no paran de acuchillarnos desde arriba? ¡¡¡Que desfachatez, que poca verguenza y que cara más dura..!!!

La genial y maravillosa propuesta del Ministerio de Trabajo (Que a éste paso tendrá que cambiarse el nombre por Ministerio de las Causas Perdidas y poner de ministro al genial Fox Mulder o a Dana Scully...quién sabe si así nos iría mejor) con la que nos ha deleitado éstas navidades ha sido digna del dictador Pol-Pot o de alguien peor. Me he quedado totalmente anodadado, de piedra diría yo.
Pues no cogen y me sueltan, los muy chupatintas, que han propuesto a CCOO y UGT (antaño sindicatos de izquierda y hoy más amarillos que la camiseta del Villareal y el Cádiz juntas...) elevar el Salario Mínimo Interprofesional ( conocido como SMI) para el año que viene, o sea el 2010 un impresionante, alucinante y vertiginosos 1% para que se "eleve" (lo de elevar es una forma de hablar, claro..) hasta 630 euros, cuando actualmente está en 624 euros...
¡Pero que hijos de sabandija! ¿Cómo se puede proponer esa desfachatez y quedarse tan anchos, de que van? No me lo puedo ni creer. La verdad es que ésta propuesta queda bastante lejos de las pretensiones de los sindicatos, que habían pedido al Gobierno elevar un 8 % el SMI en el año entrante quedándose en unos 674 euros mensuales, cantidad no muy elevada pero al menos se notaría algo, aunque poco, la escabrosa subida anual. Los sindicatos vendidos de UGT y de CCOO han hecho el paripé enviando una carta conjunta de protesta al ministro del destrabajo Celestino Pepino Corbachov y firmada por los secretarios de Acción Sindical, los números dos de las respectivas organizaciones de pseudoayuda al obrer@.
En ésta pseudo-mísva se insiste en que "el gasto derivado de las actualizaciones del SMI en 2010 es perfectamente compatible con las políticas destinadas a la creación de empleo" y además señalan que "la pérdida de peso del SMI, un 40,9 % en 2009" sobre el salario medio. Al menos en ésta carta los dos sindicatos mayoritarios recuerdan al actual presidente del gobierno ( y doble de la película Bambie en España...) Zapatero, que se comprometió al inicio de la legislatura a situar el Salario Medio en 800 euros mensuales el año 2012. Asi que mal andamos si quiere subirlo a tanta velocidad, y no vale que utilizen como excusa la crisis económica que ellos han creado. Ya vale de que se rian de nosotros, que utilizen la palabra crisis para justificar sus gastos superfluos, sus megasueldos impresionantes (que encima los muy basta... se tiran el rollo diciendo que "no se lo han subido éste año, que se lo congelan".. ¡¡ Pero hijos de una hipopótoma con reuma, qué cuyons me estais contando !! si ganais casi un millón de las antiguas pesetas de media al mes. Más de diez veces que el SMI, ¿No se os cae la cara de verguenza? Ya veo que no.
Pero lo más triste del caso es que lo he comentado en el trabajo, cuando he ido a hacer la compra, con dos colegas mientras me tomaba las dos típicas cañas después de trabajar y... ¡¡ A tod@s les daba igual !! ¡Mal vamos!. Maldita pasividad. Como decian los geniales pucelanos: Tranquilo majete, tu no te levantes del sofa...
Me parece de los más asqueroso que he oído en mucho tiempo que el propio Ministerio de Trabajo proponga ésto. Es que ya ni siquiera se cortan en hacer el paripé de que defienden a los que menos tienen. Al menos podría haberlo propuesto la Patronal o la CEOE pero veo que se lo trae al pairo.
Es que ni siquiera lo suben lo mismo que el nivel de vida o la subida del IPC. ¿Qué menos que una subida de un cuatro por ciento como el año pasado? ¡¡Seis euros al mes para los que menos ganan. Vomitivo!!
Pero lo más defecante de todo no es eso. Lo más defecante de todo es que(ojalá me equivoque pero la experiencia en éstos casos me dice que no...)los dos sindicatos mayoritarios, los que más afiliados (teoricamente)tienen lo acabarán aceptando y firmando el acuerdo. Ojalá luchen y protesten, pero están demasiado aburguesados y viven demasiado bien como para lanzarse a la calle a luchar por los que menos tienen si no obtienen ningun beneficio inmediato.