¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Agencia Tributaria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Agencia Tributaria. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de abril de 2017



Comienza la campaña de la declaración de la Renta 2016 / 2017 y los hackers amplían sus métodos de intento de fraude. Utilizando a la Agencia Tributaria como reclamo para que los usuarios caigan, han puesto en circulación un email que incluye un virus adjunto.
"Pese a que viene siendo habitual que con el inicio de la campaña de la declaración de la Renta se reciban correos fraudulentos, este nuevo ataque es alarmante por tratarse no sólo de un robo de identidad sino también de la encriptación de la información de los ordenadores y teléfonos móviles", afirma Eduard Requena, Responsable de Sistemas Informáticos de Anexia Tecnologías.
Existen dos variantes del virus del correo electrónico de la Agencia Tributaria: una te roba la identidad y la otra te paraliza el dispositivo hasta que pagues una cantidad de dinero.
La primera, que utiliza el phising, se caracteriza por incluir un texto que dice que la víctima recibirá un reembolso de Hacienda, para lo que se necesitan datos personales y bancarios. La segunda, que recurre a un troyano, tiene un archivo adjunto que cuando se abre codifica todos los datos del ordenador para que su dueño no pueda acceder a ellos. 
Esta última recurre a pedir dinero (casi 100 euros) para que recuperes tu PC. "Hay casos en los que las empresas que han sufrido el ataque terminan pagando por miedo a perder la información y aún así no reciben la clave de desencriptación", declara el responsable de Sistemas Informáticos de Anexia.

martes, 11 de diciembre de 2012

"New York Times publica los nombres de los grandes defraudadores españoles" por Vicenç Navarro





Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España
El New York Times ha ido publicando una serie de artículos sobre Emilio Botín, presentado por tal rotativo como el banquero más influyente de España, y Presidente del Banco de Santander, que tienen inversiones financieras de gran peso en Brasil, en Gran Bretaña y en Estados Unidos, además de en España. En EEUU el Banco de Santander es propietario de Sovereign Bank.
Lo que le interesa al rotativo estadounidense no es, sin embargo, el comportamiento bancario del Santander, sino el de su Presidente y el de su familia, así como su enorme influencia política y mediática en España. Un indicador de esto último es que ninguno de los cinco rotativos más importantes del país ha citado o hecho comentarios sobre esta serie de artículos en el diario más influyente de EEUU y uno de los más influyentes del mundo. Es de suponer que si se escribieran artículos semejantes, por ejemplo, sobre el Presidente Zapatero, tales reportajes serían noticia. No así en el caso Emilio Botín.
Una discusión importante de tales artículos es el ocultamiento por parte de Emilio Botín y de su familia de unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC. Por lo visto, en las cuentas de tal banco había 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español. Pero, un empleado de tal banco suizo, despechado por el maltrato recibido por tal banco, decidió publicar los nombres de las personas que depositaban su dinero en dicha banca suiza, sin nunca declararlo en sus propios países. Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial (entre ellos, por cierto, el padre del President de la Generalitat, el Sr. Artur Mas).
Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme. Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa. Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería gastarse en su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos. Y una de las causas de que no se recojan es precisamente el fraude fiscal realizado por estos colectivos citados en el New York Times. El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a recogerlos. En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa –según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total.
Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr. Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. El caso más conocido es la gestión realizada por la ex Vicepresidenta del Gobierno español, la Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones. Pero el Sr. Botín no es el único. Como señala el New York Times, hace dos años, César Alierta, presidente de Telefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo. Como escribe el New York Times con cierta ironía, “el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque, según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal”. Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación. Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José Mª Aznar, que en un momento de franqueza admitió que “los ricos no pagan impuestos en España”.
Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los súper ricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos. El Presidente de la Generalitat de Catalunya, el Sr. Artur Mas, ha indicado que la subida de impuestos de los ricos y súper ricos tiene más un valor testimonial que práctico, pues su número es escaso. La solidez de tal argumento, sin embargo, es nula. En realidad, alcanza niveles de frivolidad. Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España (y en Catalunya), uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor. Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los súper ricos por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes de gasto público social que el Estado español está hoy realizando.
Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal. Tal rotativo cita a Salvador Arancibia, un periodista de temas financieros en Madrid, que trabajó para el Banco Santander, que señala como causas de este silencio el hecho de que el Banco Santander gasta mucho dinero en anuncios comerciales, siendo la banca uno de los sectores más importantes en la financiación de los medios, no sólo comprando espacio de anuncios comerciales, sino también proveyendo créditos –aclara el Sr. Salvador Arancibia- “….medidas de enorme importancia en un momento como el actual, donde los medios están en una situación financiera muy delicada”. De ahí que tenga que agradecer al diario que se atreva a publicarlo, porque hoy, artículos como los que publica el New York Times y el mío propio, no tienen fácil publicación en nuestro país. Es lo que llaman “libertad de prensa”.
Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

lunes, 17 de noviembre de 2008

La extraña medida de la justicia..


Vaya por delante que yo no entiendo mucho de leyes. Mis conocimientos sobre ésta amplia materia son más bien escasos... (aunque desgraciadamente, cada vez conozco más recurosos, imposiciones, sanciones,etc.. por la estafa que me está haciendo el estado a través de la Agencia Sabladora y los "Comisión Sangradora del juego" que me están quitando diez mil euros, a mi que no gano ni nueve mil al año por algo de lo que no tengo la culpa. Algo que ya he explicado anteriormente en éste modesto blog. Pago yo la culpa de que no haya suficientes inspectores de hacienda y que no multen al pirata que es el dueño de las máquinas, el que se va de rositas y yo pago el multón....)
Pero hay cosas que se me hacen increíbles y a las que no se que medida aplicarán para intervenir o medir el tiempo. Ejemplo: el juez que metió la gamba y soltó al violador de la niña, sólo le cayó una multa de 1.500 euros (¿Cual es la proporción de sueldo-multa? ) mientras yo que en mi local había unas máquinas (que no eran mías ni lo han demostrado que lo sean, cuando yo aporté pruebas que eran de otra persona) ganando un sueldo de nueve mil euros al año me ponen diez mil de multa.... o lo que es peor a un tío porque tiene movida en el fútbol y va y pega a un policía (hecho todavía no demostrado fehacientemente, en las imagenes se ve como le pega un empujón para que no siga machacando a una chica que hay debajo no como tira la silla a un policía ni como hace nada contra el estado...) y le quiere meter ¡¡Ocho años de cárcel!! mientras que hay violadores que estan mucho menos tiempo que eso o terroristas que han puesto bombas o está demostrado que han hecho cosas peores y están en "libertad vigilada"...)
Humildemente, pido disculpas, pero no entiendo que medidas de tiempo aplican para las sanciones correspondientes ni con que vara se mide la justicia.

martes, 3 de junio de 2008

¿Tanto les molesto ? (segunda parte)

Alucinante tanto la maldad de la Agencia Tributaria como del maldito, ruin y mezquino banco. Nunca en mi vida había llegado en esa cuenta a setecientos euros. Nunca. Es la primera vez que lo había conseguido. Se que es una cantidad ridicula y facil de reunir. Pero yo vivo con mi novia y es dificil llegar a esa cantidad cuando ingreso apenas seiscientos y pocos euros. Estaba intentando ahorrar porque todavía les debo dinero a mis padres de cuando cerré el bar (y con toda esta panda de gentuza robándome de mi trabajo más tiempo que hará...) Coincidió que llegué a dos mil euros con ciento cincuenta por primera vez y única en la vida, metí mi nómina integra más alguna chapuza que hize. Sacrificios, ahorrando. Comprando en los sitios más baratos (Dia, lidl...) no saliendo... total que llegue a esa cantidad para darsela a mis padres (en una cuenta que está a su nombre y que parte de ese dinero era suyo...) pues los muy.. estuvieron esperando a que hubiera dinero para embargarme la tercera parte de la cuenta (están mis padres y yo...) para embargarme 700 euros!! más de lo que cobro y máximo cuando me han embargado la nómina..
¿he trabajado todo el mes gratis para hacienda? ¿porque me lo quitan sin avisar? ¿que como yo ahora, como vivo? a ellos les da igual. Siempre se meten con el que no tiene nada, nunca con el que tiene dinero..
Para terminar, una anecdota: El banco me lo quitó el dia 5 de mayo (por supuesto ni me avisó ni me dijo nada. Después de más de 25 años como clientes, no pueden ni preguntar porque me pasa eso,ni si necesitamos ayuda legal ni nada...) a las 8 de la mañana!! cuando abren el banco a las 9. ¿porque no se esperaron para calcular la tercera parte al final del día como es legal por ley? pues porque al final del día saqué dinero sin saber la historia, me pasaron la comunidad, telefono, luz... Total que hubieran tenido que calcular por 300 euros menos y no les merecía la pena. Tenían que robar lo que pudieran. Y 300 euros menos hubiera habido en el banco 1800. Total que me hubieran quitado 600 euros.. cien menos. Para ellos no es nada, para mi que ahora no tengo nada es un mundo... Ojalá existiese el cielo y el infierno en la otra vida, pero lo malo es que no existe. Y el infierno ya lo estoy yo viviendo en ésta. "Este maldito pais es una gran pocilga..." (temazo y con razón de los eskorbuto)