¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

Mostrando entradas con la etiqueta 70 Feria del libro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 70 Feria del libro. Mostrar todas las entradas

domingo, 12 de junio de 2011

Hoy Domingo 12 de Junio del 2011 último día de la 70ª Feria del libro de Madrid en el Retiro

  


Hoy termina la 70ª edición de la mítica e histórica Feria del Libro de Madrid. Los primeros días fueron fríos y lluviosos, teniendo que cerrar en horario de apertura en algunas ocasiones por culpa de la incesante lluvia que estropeaba a nuestros amados libros.
Aún así, ha sido un buen año tanto de presencia de público como de ventas. Quizás se ha notado un poco la crisis, pero a eso hay que añadir la irrupción en el mercado del E-Book que cada vez viene con más fuerza y que, en un futuro no muy lejano, acabará por arrinconar a nuestros nostálgicos corazónes a los queridos libros en su actual formato.
Los editores, libreros, escritores... se niegan a querer ver la realidad pero aunque a nosotros nos duela (para mí los libros tienen mucho más significado emotivo, cultural e histórico que otros grandes objetos de culto como los vinilos, por ejemplo) la industria del libro en su actual formato está próximo a su fin.
Puede que le queden dos años o seis, eso nunca se sabe, pero está claro que cada vez la gente comprará  más e-book e irá dejando de comprar libros. Mirar la cantidad de e-books que se han comprado éste año, aún a pesar de que todavía hay desconfianza hacia ellos y de sus precios que no son nada baratos. ¿Qué pasará en un par de años cuando los precios, irremediablemente, de los e-books bajen y la gente los vea como algo normal? Pues eso. Lo que todos sabemos pero nadie se atreve a decir. Además, hay que añadir las descargas de libros. Antes no se descargaban casi libros, ahora la gente está todo el día descargándose libros sin parar. Aunque no los lean, aunque no sepan ni siquiera quienes son sus autores; aunque ni imaginen el daño que hacen al pequeño/mediano escritor/editor que han hecho un gran esfuerzo laboral/económico por publicarlo. A la gente de hoy en día, en su mayoría, no les importa ni el valor sentimental, ni en tener las cosas originales como antes, ni en lo bonito que son los libros originales por no hablar de su olor, tacto, lectura,etc.
Las cosas han cambiado, están cambiando y cada vez cambiarán más. Por eso era tan importante ésta feria. Se quería comprobar la fidelidad de los madrileños a ese gran amigo que nos ha acompañado, entretenido, divertido, asustado, hecho reír, culturizado... durante tanto tiempo.
Muchos le han traicionado por las nuevas tecnologías. Ya se sabe, la rutina cansa y la novedad atrae. Pero otros muchos han sido fieles. Muchos iban saltando de caseta en caseta buscando ofertas o las últimas novedades, algunos también buscaban aquel libro casi descatalogado.
Y ahí, en la caseta 223 de Entrelíneas Editores, en una de las editoriales más modestas del madrileño pueblo de Fuenlabrada, se llenaba cada día de sueños, de amistad y de escritores uno de los sitios más visitados de la Feria del libro. En esa caseta dónde cada día firmaban muchos de los escritores que tiene la editorial en nómina, nuestro amigo y admirado escritor Luis Celaá Morales tuvo la suerte de que le dejaran un "huequito" en cuatro días diferentes. La semana pasada pudo estar de tarde en dos ocasiones, el Jueves 2 de Junio y el Viernes 3 de Junio. En ésta semana, que ya muere sin remedio, estuvo en dos ocasiones firmando por las mañanas. Miércoles 8 y Jueves 9 de Junio fueron los días en los que la editorial les dejó un hueco para firmar los ejemplares e intentar vender alguno. Sí. Ésta editoria les tan curiosa que hasta los escritores han de vender sus propios ejemplares para intentar sobrevivir.
Luis Celaá estuvo intentando vender ejemplares de su primer libro, "La Verdadera Profecía" durante esos días (Obviamente, sus otros dos libros publicados, "Mis Poemierdas. Volumen 1" y "Batallas de un joven abuelo" no los podía vender ahí porque no eran de esa editorial). No vendió muchos ejemplares pero salió contento cada día que fue, aunque no hubiera vendido nada. Según sus propias palabras, "Es un sueño cumplido poder estar aquí firmando algún ejemplar e intentando vender libros aunque no se venda ninguno. Estar al otro lado de la feria es algo mágico e único. Les doy las gracias públicamente a la editorial por dejarme vender libros, a pesar de que hace más de un año que publiqué "La Verdadera Profecía". Cada ejemplar vendido, es uno más que no lo hubiera hecho si no me hubieran dejado firmar aquí. Además he conocido a algunos lectores y lectoras que me han preguntado sobre la segunda parte y me han hecho críticas constructivas del libro. Me encanta conocerles. Es la parte más bonita de ser escritor".
Pues nada, Luis. Nos alegramos de que sea algo tan bonito e instructivo para ti. Ojalá vendas muchos más en éste día que queda de feria y en las diferentes librerías dónde está a la venta tu maravilloso libro.

Posdata: La Feria del libro acaba hoy domingo 12 de junio. El horario de venta en la caseta 223 de Entrelineas Editores es de 10:30-14 horas y de 17:30-21:30 horas. Allí podréis encontrar, entre otros muchos libros maravillosos, la segunda edición de "La Verdadera Profecía". Si no tenéis aún el ejemplar os recomendamos que aprovechéis la oportunidad puesto que allí es más barato que en las tiendas por el descuento que se aplica en la feria y por propia iniciativa del autor que lo hizo con gusto. (El precio en la feria es de 18 euros, siendo el  precio de las tiendas de 20 a 25 euros)
Posdata 2: Además de en las librerías de Leganés, La Casa del Libro, El Corte Inglés y las librerías especializadas de Madrid en éste tipo de literatura puedes adquirir el libro poniéndote en contacto con el autor que te lo venderá de la forma que te sea más comoda (contra-reembolso, quedando contigo, etc..)
El email es: abuelomuro@hotmail.com

miércoles, 8 de junio de 2011

Primera jornada matinal en la Feria del Libro para Luis Celaá.


"Acabo de regresar de la 70 edición de la Feria del Libro. Ojalá vea muchas más. Es algo de lo que todos los madrileños nos deberíamos sentir orgullosos. Recuerdo de pequeño, cuando aún vivía en Leganés, estar deseando que llegara finales de mayo para que mi padre me llevara a la Feria del Libro. Cuantos sueños juntos, cuantos cientos de libros esperando que alguien los abra para leer una bonita historia, que grandes momentos esperaban tras esos momentos de incertidumbre lectora. Qué magia desprendía cada libro. Cómo me gustaba la liturgia de ir a ver libros, ojearlos, leer la sinopsis de cada historia, seleccionar un libro...
Muchos años después, sigo con la tradición. Devoro el calendario, esperando que llegue la fecha señalada. Ansío el día en que comienza la feria. ¡¡Cuántas veces soñé con escribir un libro y firmar en una caseta!!
Siempre pensé que era algo fuera de alcance. Pero, como bien saben aquellos que me conocen, soy muy cabezón. Y cuando me propongo algo lo consigo. Gracias en parte a la cantidad de libros leídos y otra a mi gran imaginación, comencé a escribir relatos. Con el tiempo, amplié las historias convirtiéndolas en sueños literarios. Finalmente un frío otoño del 2009, mi sueño se hizo realidad. ¡¡¡ Mi primer libro publicado !!! Presentaciones, charlas, firmas... Mi éxtasis se prolongaba. Mis aventuras continuaban. Por fín, en mayo del 2010 presenté mi libro, "La Verdadera Profecía" como novedad en la feria. Al final no se me dio mal porque vendí bastantes ejemplares ese año. Pero eso era lo de menos. Lo importante era compartir tus sueños, tus historias. Ese mundo que yo me he creado sería disfrutado por más gente, no moriría de desidia en un abarrotado cajón. Más gente conocería las andanzas de Veena, Manistrán, Señor Libro, etc...
Y éste año, he tenido la oportunidad de volver a firmar en la caseta 223 de Entrelíneas Editores. La semana pasada, en el turno de tarde, se me dio relativamente bien. Pero vuelvo a insistir, no importa los libros vendidos. Hay momentos impagables, como ésta mañana, en la que una chica a la que vendí mi libro el año pasado en la Feria del libro que ha venido desde Aranjuez adrede a la Feria, porque se enteró de que hoy por la mañana firmaba de 12 a 14 horas en la Feria. Sinceramente el vender o no libros daba igual. Hubiera pagado dinero tan sólo por ver a la chica emocionada por hablar conmigo sobre el libro. Lo que le había gustado o no de mi historia y por el ansia que me ha mostrado esperando esa segunda parte que no ve el día en que salga a la luz. Esa es la verdadera recompensa para un escritor. Aunque sólo fuera una persona a la que de verdad le gustara mi historia, merecería la pena  seguir escribiendo y yo lo voy a seguir haciendo. Eso es algo que no se paga, es algo que se siente, que te traspasa el alma y te marca para siempre."
Por Luis Celaá Morales