¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

viernes, 3 de febrero de 2017

De Bilbao a Madrid, con destino a Segovia.



Tras una experiencia maravillosa en la increíble ciudad de Bilbao, que tan bien nos acoge siempre, y tras dos días y medio muy intensos, llegamos bien entrada la noche a Madrid.
- Tras unas horas de asueto y reposo, decidí añadir una nueva etapa a este nuevo Tour de «Revolucionando la Poesía», con la marcha hoy viernes por la tarde a la bella ciudad de Segovia, por donde haré promoción hasta que cierren las librerías de la localidad.
- La etapa de hoy será en varias librerías de Segovia, destacando el pequeño acto que haré en la librería«Punto y línea», a las 19.15 horas, invitado por el dueño de la librería...



Al menos tengo trabajo...



¿Cuántas veces habéis escuchado esa coletilla en los últimos tiempos? ¿Cientos de veces?
-Yo creo que ya va siendo hora de cambiar las tornas. No basta con tener trabajo, aunque sabemos que medio país está en paro, sino de conservar nuestros derechos laborales y conseguir mejoras en el puesto de trabajo. Pero aquí  viene la segunda, y tercera coletilla, que estamos acostumbrados a escuchar:
- Tu eres muy radical, yo quiero trabajar y estar tranquilo  o no puedo permitirme hacer huelga, tengo muchos gastos... A esta  última  se le puede añadir "como tú no tienes hijos/gastos". 
- Al que algo quiere, algo le cuesta. Parece obvio pero la gente cree que los derechos laborales los consiguieron nuestros abuelos por arte de magia o porque sus jefes eran muy buenos. 
-¿A qué  si se consiguen derechos laborales todos ganamos por igual aunque no hayas luchado ni hagas huelgas? ¿A qué  si te puedes permitir mirar para otro lado, aunque no hayas estado con los trabajadores y si con los heces mientras recibes los mismos derechos laborales qué todos?
- Basta de excusas y de apoyar a los jefes, no dejemos que cada vez nos recorten más nuestros derechos laborales ni nos aplastan. 
¡Defiende tus derechos!




domingo, 29 de enero de 2017

"Un libro devolverá a la historia los logros de Margot Moles, la atleta republicana" por Olivia Carballar, La Marea




“El régimen franquista le arrebató a su marido, la condenó al ostracismo social y su brillante historial quedó borrado por completo de los anales deportivos”, explica su autor, Ignacio Ramos.

Un libro devolverá a la historia los logros de Margot Moles, la atleta republicana
Olivia Carballar
ocarballar@lamarea.com
Imprime este artículo1 Comentario
El periodista Ignacio Ramos, autor de varios libros sobre deporte, encontró a Margot Moles por casualidad, mientras investigaba sobre deportistas (hombres): “Me pareció un personaje tan admirable que pensé que era necesario sacarlo del olvido”. Margot Moles Piña (1910-1987), campeona de Castilla y de España en atletismo, hockey, natación y esquí, fue la primera mujer -junto con su hermana Lucinda- en practicar atletismo en España. Durante los años de la II República, consiguió numerosos títulos, sobre todo en el lanzamiento de disco. Sólo en hockey ganó tres campeonatos nacionales consecutivos como capitana del Athletic Club de Madrid. Ahora, un libro -que busca 15o mecenas por adelantado para su publicación en Libros.com– rescatará la vida de esta mujer defensora de la República y analizará cómo el franquismo truncó sus expectativas. “El régimen franquista le arrebató a su marido, la condenó al ostracismo social y su brillante historial quedó borrado por completo de los anales deportivos”, explica su autor.

Ganadora de todos los torneos femeninos del club alpino Peñalara, en 1936 fue la primera campeona de España de esquí y la primera mujer del país, con su compañera Ernestina de Herreros, en participar en unos Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados en la estación alemana de Garmisch Partenkirtschen en pleno auge del nazismo, recoge la editorial.

“Era la deportista más conocida de los tiempos de la República y solía aparecer a menudo en periódicos y revistas gráficas de la época. Sus éxitos favorecieron la liberación deportiva de muchas jóvenes cuando todavía existían muchos prejuicios sobre el deporte femenino y se consideraba, por ejemplo, que el atletismo las masculinizaba y perjudicaba su función reproductora“, detalla Ramos.

Su padre era profesor de Ciencias Sociales del Instituto-Escuela, un “prestigioso colegio liberal” donde las escolares practicaban a diario el atletismo y otros deportes: “Ella y su hermana Lucinda fueron profesoras de Educación Física. En general, Margot era muy respetada por todo el mundo, aunque las mujeres que querían hacer deporte tenían muy pocas ayudas y apoyo de las instituciones y clubes de la época, dominadas por hombres”, prosigue el periodista.

No hay más que echar un vistazo a los periódicos de hoy mismo para comprobar que la situación continúa teniendo de fondo el mismo problema: el machismo. “Se ha progresado poco todavía, pues el deporte femenino sólo aparece en los medios de comunicación cuando se consiguen grandes logros y todos nos envolvemos con la bandera española, pero sigue teniendo muy pocas ayudas en la base y sobre todo poca visibilidad”. Y para comprobar, igualmente, el empeño de los sectores conservadores en desprestigiar -desmitificar en el mejor de los casos- la II República. “Sigue siendo una época tabú y queda mucho por hacer en la recuperación de los avances sociales que se produjeron desde finales de los años veinte, en los que las mujeres participaron activamente”, concluye Ramos.

Por Olivia Carballar