¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

viernes, 16 de mayo de 2014

Ayudanos, firma esto y puedes salvar a más de 200 escolares secuestradas en Nigeria

Más de 200 escolares secuestradas en Nigeria


¡Actúa!

Ya somos
41.699 firmantes
Enviaremos esta petición en tu nombre a la Embajadora de Nigeria en Madrid.
Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.
Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Al participar en esta acción, aceptas la política de privacidad.
Si es la primera vez que firmas por favor completa el siguiente formulario:
 Deseo recibir más información de Amnistía Internacional
Al participar en esta acción, aceptas la política de privacidad.
Mujeres asisten a una manifestación para pedir al gobierno que rescate a las niñas de la escuela secundaria Chibok secuestradas
Mujeres asisten a una manifestación para pedir al gobierno que rescate a las niñas de la escuela secundaria Chibok secuestradas, Lagos, Nigeria, el lunes de mayo. 5, 2014. © AP Photo/ Sunday Alamba
El secuestro de más de 200 niñas en Chibok es un terrible episodio más del conflicto armado que se vive en Nigeria y que sólo entre enero y marzo del 2014 ha provocado más de 1.500 muertos. El gobierno tiene que abordar la situación de inmediato.
El 15 de abril, cientos de niñas, en su mayoría de edades comprendidas entre 16 y 18 años, fueron secuestradas en un ataque nocturno a una escuela en Chibok en el noreste de Nigeria. El grupo armado islamista Boko Haram ha reivindicado estos secuestros.
Pero este ataque no es el primero, muchas otras escuelas, iglesias, pueblos han sufrido ataques deliberados en los últimos años. Así, el pasado febrero, al menos 59 personas, la mayoría alumnos y profesores, fueron asesinados en un centro de enseñanza secundaria en Yobe, también en el noreste del país. Según testigos, los atacantes llegaron y comenzaron a disparar indiscriminadamente, matando a todos los varones que encontraban. Unos niños se escondieron en una clase y los quemaron vivos. Al parecer el ejército tardó horas en llegar e intervino cuando los atacantes ya se habían ido.
Durante todo este conflicto y ante la violencia indiscriminada de Boko Haram, la respuesta de las fuerzas de seguridad nigerianas ha sido totalmente inadecuada. No sólo no han protegido a la población civil, sino que han llevado a cabo numerosas represalias y cometido graves violaciones de derechos humanos. Solo en 2013 se produjeron más de 950 muertes en centros de detención militares, resultado de ejecuciones extrajudiciales, tortura y malos tratos.
La consecuencia es una población civil aterrada, que ha abandonado sus hogares, y es víctima de violaciones de derechos humanos por uno y otro lado.
Las autoridades nigerianas deben proteger a la población civil de manera efectiva, respetar los derechos humanos y acabar con la impunidad.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Coventry: una afición defenestrada

kcic
El Coventry vivía tranquilo en el Ricoh Arena hasta marzo del año pasado. Ahora anda como el elefante de su escudo, haciendo equilibrios peligrosos sobre un balón de fútbol. La vida de sus aficionados ha cambiado radicalmente desde que Sisu, el fondo de inversiones especializado en operaciones de riesgo que manda allí desde 2007, dejó de de pagar el alquiler por primera vez en cinco años y defenestró a una afición con 130 años de historia obligándoles al ocupar un modesto campo en Northampton. A 54 kilómetros de casa. Desde ese momento el estadio original, un flamante recinto para 32.000 personas inaugurado en 2005, ha acogido de todo menos fútbol. Un multitudinario concierto de Bruce Springsteen, algún torneo de póquer e incluso un congreso para estudiosos de la Biblia. Junto a Wembley y el Emirates competirá en los próximos Live Music Awards por ser el mejor escenario para eventos de Inglaterra y si ganase provocará una paradoja extraña. Sería el estadio más rentable en el país del fútbol sin necesidad de fútbol. Lo triste es que ni el club ni los aficionados se están beneficiando de este éxito. Más bien al contrario.
David Conn explicó hace poco en The Guardian los lamentables tejemanejes de Sisu respecto al nuevo campo y al futuro del club pero yo he querido saber cómo están viviendo la gente del Coventry este destierro forzado. Por eso me puse en contacto con Michael Orton, el coordinador de “Keep Cov in Cov” (kcic), una asociación de aficionados tremendamente activa que se opone al cambio de campo y trabaja para preservar la identidad de su equipo. Orton ve el futuro muy negro mientras el club siga en manos de los actuales dueños. “Están arrancándole el corazón al club y se está perdiendo una generación de aficionados. Esperamos una resolución positiva pero de momento no hay ninguna evidencia de que el Coventry pueda volver alguna vez a Coventry” Es la amargura de un tipo curtido. De uno que con 50 años ya lleva 40 de grada y que tras descender a la League One la temporada pasada creía haberlas visto de todos los colores.
Evidentemente, tiene motivos para mosquearse. Desde que arrancó la temporada del deshaucio la venta de entradas ha disminuido en un 90% y las soluciones que proponen los dueños solo generan desconfianza. Joy Seppala, al mando en Sisu, rechazó volver al estadio a coste de renta cero. El triunvirato que gestiona el Ricoh (Ayuntamiento, el empresario Edward Higgs a través de su fundación benéfica y el Arena Coventry Limited) le ofrecieron un acuerdo difícilmente mejorable para que el club solo tuviera que afrontar los gastos generados durante los partidos. Declinó la oferta quizá porque su plan maestro parece ser otro, comprar a la baja para explotar totalmente el recinto. Se habla de 4 millones de libras por un estadio cuya construcción costó 113, sufragados en parte por los contribuyentes de Coventry, y que realmente es patrimonio de la ciudad. Para conseguir su objetivo no ha dudado en presionar a las autoridades llevándose el club fuera de la ciudad durante los próximos cinco años o, en última instancia, anunciar a bombo y platillo el proyecto para un campo nuevo de 12.000 personas. No consideró importante aclarar por qué el estadio es inferior en prestaciones al anterior, tampoco donde lo piensa edificar ni como piensa pagarlo.
Mientras tanto, a los hinchas solo les queda el derecho a la insumisión. “Hemos protestado frente a las oficinas de Sisu en Londres, frente a la sede de la Football League y fuimos 7.000 personas las que nos manifestándonos en Coventry. La mayoría de aficionados están boicoteando los partidos en Northampton y las entradas en el nuevo campo están en mínimos históricos. Al mismo tiempo, la asistencia a los partidos como visitante ha aumentado dramáticamente porque los aficionados apoyan al equipo pero no a los propietarios.” Así, el equipo viene jugando frente unos 2.000 aficionados en su nuevo campo mientras que fuera ha provocado exitazos de taquilla en campos como el del Milton Keynes Dons, el del Bradford o el del Wolverhampton. La afición se está sacrificando para proteger la identidad de su club frente unos dueños tan voraces como incapaces pero sin dejar de lado al equipo. Con un comportamiento ejemplar.
“El club fue fundado en Coventry hace 130 años y es una parte integral de la identidad de la ciudad. La gente de Coventry se opene al traslado y aficionados de otros equipos, periodistas y demás han reconocido que la situación no es la correcta”.  Orton explica con orgulo como el mundo del fútbol se ha solidarizado con su pelea, como su reivindicación ha encontrado apoyo incluso en los canales de televisión nacionales. Danny Kelly de BT Sports (uno de los dos canales que dan la Premier League en Inglaterra) les escogió recientemente como la mejor afición del año. Pero el apoyo popular no se está traduciendo en soluciones principalmente porque ningún órgano de gobierno ha movido un dedo. Orton señala directamente a la Football League como cómplices en el desaguisado. “Se ha demostrado el poco carácter de la Football League que ha dejado hacer a Sisu lo que ha querido” La liga, quizá temiendo que el el Coventry pudiera haberse retirado de la competición debido a la falta de estadio, no ha hecho demasiado para proteger su gente. Por defender a los aficionados de un club que ha trabajado decisivamente por el desarrollo del fútbol en Inglaterra. De uno con 34 temporadas consecutivas en Primera. No deja de ser irónico que el lema del campeonato sea “Real Football, Real fans”…
Sin embargo, contra todo pronóstico, los jugadores están rindiendo a un nivel aceptable pese al clima que les rodea “El equipo lo está haciendo sorprendentemente bien dada la crisis institucional y todo este desastre”, explica el coordinador de KCIC. Y tanto. El Coventry marcha décimo a seis puntos de los puestos que dan derecho a jugar la promoción de ascenso a segunda. No está mal para una plantilla debilitada en la que el 80% de los jugadores tienen menos de 25 años. En el lado opuesto y remando a la inversa están los dueños actuales, que acumulan yaun descenso de categoría (en 2012 bajaron al tercer escalón por primera vez en 42 años) y cuyo proyecto inmediato es seguir hostigando a un ayuntamiento para que les ceda un emplazamiento público usando un club centenario como rehén.
En un momento de la charla intenté regatear la miseria del fútbol moderno y le pregunté a Michael Orton por los buenos tiempos. Por los años en la Premier, por la Copa que le ganaron al Tottenham de Hoddle, por Cyrille Regis y aquella camiseta Talbot, pero la actualidad le oscurece tanto la perspectiva que prefiere pasar por alto las fotografías bonitas para centrarse en su pelea. “Ha habido muchos cambios positivos desde los años 70 y 80 cuando el hooliganismo y otros problemas estaban acabando con el fútbol. Pero la forma en cualquier tipo sin principios puede comprar un club inglés y hacer lo que le de la gana está creando nuevas crisis” Lleva razón, sabe que ganar esta lucha puede ser la llave para que el Coventry no muera y que el fútbol le pueda volver a dar alguna alegría.
Fotos: KCIC

martes, 13 de mayo de 2014

Censura al partido Animalista y la famosa canción de Elidio Silva

Juan Carlos y Blesa durante sus cacerías en Bostwana y Tanzania
Juan Carlos y Blesa durante sus cacerías en Bostwana y Tanzania
La anodina campaña electoral que están planteando los grandes partidos del régimen en España para favorecer la abstención apenas ha registrado acontecimientos singulares. La cantinela de siempre se ha repetido de forma invariable: manipulación de las encuestas, estrangulamiento de la sociedad civil para hacerla invisible, medios de comunicación al servicio del poder o de los partidos… Solo dos candidaturas han sobresalido a causa de los ataques recibidos: el Partido Animalista (PACMA), que obtuvo 42.000 votos en las últimas europeas, ha sido censurado por incluir en su vídeo electoral una imagen del rey durante su ya célebre safari en Bostwana, mientras que el juez Elpidio Silva (Movimiento RED), que obtuvo 72.000 firmas en 48 horas refrendando su candidatura, ha visto saboteada su página en Wikipedia y ha recibido una gruesa batería de ataques en los medios de comunicación también por su canción electoral, que sin embargo ha suscitado la curiosidad de otros periodistas como Pepe Oneto o Iñigo Sáenz de Ugarte. Tras la célebre referencia al programa de Equo (los periodistas confundieron lo que académicamente se denomina “cita” con un vulgar y rechazable “copia y pega”) ahora señalan a los autores de la música (el grupo RED Anónima) por haberse inspirado en el cubano Silvio Rodríguez y su canción sobre el personaje de cómic llevado a la televisión, Elpidio Valdés. La polémica está servida de nuevo.
Pepe Oneto
Pepe Oneto
Dada la insulsa campaña electoral del 25-M, las redes sociales se están decantando por los aspectos más anecdóticos de la misma. El vídeo censurado del Partido Animalista y la canción de Elpidio Silva se llevan hasta ahora el “top” de las controversias y como muestra un botón: hasta cinco foros se han abierto sobre este último asunto, algunos de ellos bastante divertidos, a tenor de sus intervenciones.
En el del diario “El País”, que dio la noticia de la canción pero sin enlazar el contenido de la misma (disponible en Ivoox), intervinieron varios internautas. Para Kopo “la canción está muy bien!” y proporciona el enlace a la misma, mientras que Pedro Luarca sugiere que “Podemos, X y Movimiento Red deberían ir juntos. Así no van a ninguna parte”. En el diario “El Boletín”, que también da la noticia de la canción, Nuria Muñoz la califica de “genial” pero matiza que “a mí no me hacen faltas canciones ni himnos pero por supuesto que cuenta con mi voto. Ojalá la gente despierte de una vez, pero para ser sincera, la gente es una acojonada y le falta ser crítica y pensar”. A este medio digital no le pasa desapercibido el hecho de que “esta melodía ha salido a la luz un día después de que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicara una encuesta de intención de voto en la que brilla por su ausencia esta nueva formación política. Ni Movimiento RED ni el propio Silva aparecen en la lista de partidos y candidatos que se presentan a estos comicios y que han sido considerados para elaborar el barómetro”.