¿Quieres comprar los libros de Luis Celaá?

Libros de Luis
Pon tu la dedicatoria

Registro en Safe Creative

Safe Creative #1501290156808 329cbb4b-18b8-3553-86d7-4d84d252b798

Traductor / Translate

sábado, 8 de marzo de 2014

¿Y tantos libros, para qué?

 



La bibliofilia es un padecimiento progresivo y mortal, suele decir un amigo mío, librero de ocasión, cuya pasión libresca, arraigada fuertemente en la primera infancia, lo ha llevado al extremo de vivir de, por, para, con y, literalmente, entre sus libros. 

   Incapaz de dejar pasar una buena oferta, con la brújula dispuesta hacia el negocio, de colmillo largo y visión de lince, habituado a respirar el polvo de las librerías de viejo desde el momento en el que nació, utiliza su tiempo libre para visitar librerías, mercados de pulgas, subastas, bibliotecas públicas y particulares en busca de aquellos ejemplares que hacen falta en sus múltiples colecciones personales. Sus viajes nunca dejan pasar la visita a la biblioteca, librería o sección del museo dedicada a los libros. 

   Coleccionista de papel antiguo, papel de guardas, separadores de libros, ex libris, tarjetas de librerías, sellos de encuadernadores, colecciona también recortes de obras de arte, fotografías y dibujos siempre y cuando exista entre sus imágenes un libro retratado. Una de sus primeras bibliotecas fue, por supuesto, la de libros que hablan sobre libros.
    El bibliófilo coleccionista lleva consigo una acumulación desmesurada, bibliotecas de por lo menos cinco mil ejemplares, toneladas de papel que sólo sirven en su conjunto a él mismo. Una biblioteca personal es intransferible. Imposible de heredarse, tiene el fatal destino de la disgregación posterior a la muerte del que la conformó. Si la colección tiene la suerte de quedar resguardada como un legado público, sirve de retrato y santuario dedicado a su antiguo propietario.

     Así son los libros. Los adoramos, los acumulamos y con el tiempo, las preguntas acerca de esta venerable afición acosan al propietario y a sus cercanos: tanto dinero invertido, tanto tiempo ocupado, tanto espacio destinado a papeles y papeles que a veces se abren solamente una vez durante toda una vida. 
     Un libro es un libro. Poderoso por definición, múltiple y único, una colección de libros en torno a un tema, un autor, potencia su poder individual. Cómo se envidian esas pequeñas colecciones dispuestas con amoroso orden.

      Recuerdo, por poner los primeros ejemplos que me surgen en la cabeza, la colección de primeras ediciones de Octavio Paz pertenecientes al impresor y editor Juan Pascoe, con todo y la edición de 1979 de Hijos del aire, impresa con tipos móviles por él mismo en su prensa del siglo XIX; la colección de mujeres poetas de Alí Chumacero "las pongo separadas para que no se les pegue lo tarugo” nos contó en una entrevista que le hicimos Jorge Navarijo, José Luis Lugo y yo en 1996. La colección impecable de Miguel Covarrubias del editor Ramón Reverté, todos los ejemplares con sus camisas originales, impecables y forradas con amorosa devoción y mylar libre de ácido; recuerdo también la colección de diccionarios del traductor Gregory Dechant, ocupaba casi la mitad de su pequeño departamento en la colonia Cuauhtémoc. Las colecciones, esos pequeños oasis en el cúmulo de ejemplares, son tesoros completos o casi; la biblioteca, en cambio, nunca está terminada. 
    ¿Y qué hará con su biblioteca cuándo se muera? Pregunta dolorosa, empeñosa y necia que suele hacerse a los acumuladores de libros, que se hace un bibliómano a él mismo. “Regalar una biblioteca es como regalar un tigre: nadie sabe qué hacer con ella” nos dijo José Luis Martínez cuando visitamos su biblioteca; no sabía entonces cuál sería su feliz destino. “Yo soy a la idea de que los libros deben regresar al mercado. Mis sobrinas son mis únicas herederas, podrán vender esos libros porque a cada uno le he puesto su precio en dólares al momento de adquirirlo” nos confesó Felipe Solís; tenía un departamento destinado exclusivamente a sus libros de arqueología.

     La falta de espacio, la necesidad económica, la presión de los cercanos, la religión, el amor, la guerra, la mudanza, también son motivos de disgregación. “Mis hijos dicen que less is more”, se lamentaba un doctor obligado a dejar su enorme casa de las Lomas por un pequeño departamento mientras vendía su biblioteca. “Quise donarlos a la biblioteca de mi facultad, pero fue imposible” me dijo con ojos llorosos una investigadora de la UNAM antes de ofrecerme siete mil ejemplares a un precio bajísimo. 
El que gusta de comprar libros sabe que son objetos caros, después del desembolso, entran a las casas  en lugar privilegiado, se disfrutan, se desquita el gasto; en cambio salen y se pierden de manera dudosa:

   ¿Pero dónde dejé ese libro?, terminan regalándose: Sabía que él-ella lo iba a apreciar tanto como yo o rematándose a precios risibles. Los libros de la biblioteca de Chucho Reyes fueron vendidos en un local obscuro dentro de un restaurante de la Zona Rosa, cada uno marcado con su ex libris de cuero y numerosas tripas (como suele llamarse en la jerga librera a los papeles que salen de los libros viejos). Cartas, notas personales, fotografías, dibujos, recortes de revistas y periódicos, salían volando de cada ejemplar que adquirimos.

      Los precios de los restos de esta gran biblioteca fueron puestos según su tamaño: grandes, caros; medianos, de medio costo; chicos, baratos. Guillermo Tovar de Teresa contó cómo rescató los libros de la biblioteca de Agustín Marcos Orortiz de una casa desvencijada en la colonia Roma después del terremoto del 85. 

      “Los pagamos entre tres personas, el resto se los di al librero Ubaldo López para que los vendiera”, dijo en entrevista. 
Un libro junto a otro libro junto a otro libro.

    “Qué bonita es tu casa, llena de libros”. “Quiero una biblioteca así que adorne mi sala”. “Éste es el mejor muro: allí mandaré hacer un gran librero”.  Los libros conviven, se retroalimentan, se empalman uno con otro: visten. Exponen sus lomos coloridos de letras. No faltan las bibliotecas huecas: “Véndame diez metros lineales de libros rojos”, “No importa el contenido, los encuadernaré en cuero con mis iniciales en el lomo, grabadas”. Los libros acumulados son motivo de presunción y orgullo, pero también son estética. No es casual que en las últimas ferias de arte contemporáneo haya más de un artista que ocupe libros viejos por su belleza.

     ¡Ay, los libros! Cada vez más devaluados. Más vale en vez de tirarlos, convertirlos en piezas decorativas: esculturas, muebles, túneles, torres de babel, paisajes borgianos, arte contemporáneo. Hay quien decide ordenar su biblioteca por colores o con algún modo caprichoso que responde a una composición visual. Martha Elion acomodó el entrepaño superior de su biblioteca en pequeñas torres dispuestas con un acomodo geométrico y angulado. Hermoso.       Quién no suspira después de reacomodar el librero personal, sacudir el polvo a los ejemplares, disponer de nueva forma los objetos que cariñosos se acomodan junto a los libros unas veces para sostenerlos, otras solamente para acompañarlos. La lectura de los lomos formados ofrece una posibilidad más de creación estética y libresca.

     Lo invito, lector, a formar un poema aleatorio con los títulos en los lomos de su sección favorita del librero.
Sin duda, el mejor contenedor de la biblioteca es el librero, pero a veces los libros se extienden hacia otros rincones de la casa. “¡Cuidado con las pilas de libros! Están en perfecto equilibrio, si se caen, sería una tragedia”. “Haz a un lado los libros y comemos”. Una vez compré una buena biblioteca de libros antiguos de música que estaba bien acomodada debajo de una cama; nunca falta un bonche de libros a un lado del excusado. 
   La relación y el acomodo de un libro después de otro responde al espacio, pero también a las historias personales. Hay quien no puede separar dos libros que se compraron el mismo día: "Me recuerdan la tarde en la que conocí a M", o los de un mismo viaje: 

   "Todos éstos los compre en Alcorcón. Fue una ganga"A veces las editoriales ofrecen motivos de acomodo: en más de una biblioteca he visto reunidos los Breviarios del Fondo de Cultura Económica, los Crisoles de Aguilar e incluso todos los publicados por Siglo XXI en ese pequeño formato de un cuarto de oficio. ¿Cómo arreglar la biblioteca? A veces la solución responde a ideas prácticas: 

   "Todos estos los ocupo para preparar mis clases". Hay quien se puede mandar hacer lujosos libreros de maderas exóticas, sofisticados diseños de reconocidos diseñadores o arquitectos. Casas enteras para los libros. El arquitecto Isaac Broid, diseñó una casa-librero que en vez de sostenerse con los usuales procedimientos de ingeniería, se vale de los libros para conformar la base estructural.        Ojalá se construyera. Para mí, los mejores libreros son de madera, ocupan la totalidad de un muro de piso a techo, son de entrepaños pequeños a lo largo (en los espacios largos los libros tienden a caerse hacia un lado, lastimando sus puntas), a lo ancho (los libreros profundos provocan acomodos en dos pisos) y a lo alto, para no desperdiciar espacio. 
¿Y ya los leíste todos? Ante la pregunta ingenua, respuesta obvia: no todos los libros son para leerse. Bastan unas cuántas multiplicaciones para saber que hay más libros que vida: cincuenta y dos semanas al año (si suponemos que leemos en promedio un libro por semana) por sesenta años de vida (si suponemos una vida media lectora) es igual a tres mil ciento veinte libros en una vida. Apenas una biblioteca de mediano tamaño. Tal vez espacio y tiempo es lo que más se echa de menos cuando de  la biblioteca se trata.

     Bien dice aquella frase usual en los separadores que regalan las librerías: tantos libros y tan poco el tiempo.

viernes, 7 de marzo de 2014

5 profecías de Carl Marx cumplidas antes de que acabe el 2014


Algunas características de la sociedad moderna, desde las crisis económicas hasta la fiebre por comprar nuevos 'gadgets', demuestran que el padre de la teoría marxista tenía razón.
La revista 'Rolling Stone' reunió cinco características sistémicas del capitalismo contemporáneo presagiadas por las teorías marxistas hace 150 años. 

1. La Gran Recesión ('La naturaleza caótica del capitalismo') 

A diferencia del socialismo, en el que el Estado puede controlar todas las etapas de producción y distribución, el libre mercado, según el materialismo histórico, es un sistema espontáneo y caótico, siempre propenso a las crisis y depresiones económicas. 

Efectivamente, este patrón previsto por el marxismo ya se perfiló en la Gran Depresión de 1929 y se presentó de nuevo en 2008 con el colapso del mercado inmobiliario en EE.UU. y el inicio de la nueva crisis económica mundial, provocada por el uso de instrumentos financieros que Karl Marx llamaba 'capital ficticio', como las acciones y las permutas de incumplimiento crediticio, que actualmente amenaza con una nueva recesión global

2. iPhone 5 ('Apetitos imaginarios')

Hace más de cien años, Marx advirtió que la creación de falsas necesidades era una tendencia inherente al capitalismo orientada al aumento de la producción; en este sistema el consumidor desea productos de poca utilidad pero de alto coste y acaba convirtiéndose "en esclavo de caprichos inhumanos, refinados, antinaturales e imaginarios". 

Un ejemplo de esta teoría podría ser la sociedad occidental, que actualmente disfruta de un increíble nivel de lujo y, sin embargo, busca nuevas distracciones y siente un ansia constante por comprar más y más cosas, como iPhones de última generación, incluso cuando no existe ninguna necesidad de hacerlo porque ya se tiene un 'gadget' parecido que funciona perfectamente. 

3. Globalización del capitalismo

Según la teoría marxista, la naturaleza expansionista del capitalismo le obliga a propagarse por todo el planeta en su incesante búsqueda de nuevos mercados, recursos naturales y mano de obra barata. Ya en 1848 Karl Marx describió las principales características de la moderna globalización económica agresiva encabezada y controlada por organismos supranacionales como el FMI, que "debe anidar en todas partes, establecerse en todas partes, establecer conexiones en todas partes" para prolongar su existencia. 

4. Monopolios
A diferencia de la teoría económica que postulaba la autorregulación del mercado, Marx alegaba que el poder económico y financiero se concentraría en grandes corporaciones que absorberían o expulsarían a los pequeños productores independientes, tomando el control del mercado mundial. La hipótesis indicada es más que válida para describir la sociedad actual, en la que gigantes monopolísticos regulan todas las áreas económicas, desde la bancaria hasta la de la alta tecnología. 

5. Salarios bajos, ganancias enormes ('El ejército industrial de reserva') 

De acuerdo con el análisis marxista del capitalismo, los empresarios podrán mantener bajos los salarios gracias al "ejército industrial de reserva", es decir, la gran cantidad de desempleados permanentes. Eso será todavía más factible durante las fases de recesión, cuando aumenta el número de desempleados, sin que ello influya significativamente en los inmensos beneficios de las grandes empresas, ya que los trabajadores, que temen perder sus puestos, se conforman con salarios bajos y soportan duras condiciones de trabajo. 

El ocultismo Nazi y la tierra hueca de Hitler




Introducción

Muchos miembros de alto rango del régimen nazi, incluyendo a Hitler, pero especialmente Himmler y Hess, mantuvieron enrevesadas creencias ocultistas. Motivados por tales creencias, los alemanes enviaron una expedición a Tibet entre 1938 y 1939 ante la invitación del gobierno tibetano a asistir a las celebración de Losar (Año Nuevo).
Tibet había sufrido durante mucho tiempo los intentos de anexión por parte de China y el fracaso británico por evitar la agresión o de proteger a Tibet. Bajo el mandato de Stalin, la Unión Soviética persiguió encarnizadamente el budismo, específicamente su forma tibetana, que se practicaba dentro de sus fronteras, y en su país limítrofe, la República Popular de Mongolia (Mongolia Exterior). Como contrapartida, Japón apoyaba al budismo tibetano en la Mongolia Interior, que se había anexado como parte de Manchukuo, su “estado de paja” en Manchuria. El Gobierno Imperial, al proclamar que Japón era Shambala, trataba de ganar el apoyo de los mongoles bajo su gobierno para invadir la Mongolia Exterior y Siberia y así crear una confederación pan-mongola bajo la protección japonesa.
El gobierno tibetano, en vista de la inestable situación regional, estaba explorando la posibilidad de también obtener la protección de Japón. Alemania y Japón habían firmado un pacto en contra de la organización comunista internacional en 1936, declarando así su mutua hostilidad hacia la expansión del comunismo internacional. La invitación para la visita de una delegación oficial de la Alemania nazi fue hecha en este contexto. En agosto de 1939, poco después de la expedición alemana a Tibet, Hitler rompió su acuerdo con Japón y firmó el pacto nazi-soviético. En septiembre, los soviéticos derrotaron a los japoneses que habían invadido la Mongolia Exterior en mayo. Posteriormente, no llegó a concretarse nada de ese contacto entre el gobierno tibetano con los japoneses y los alemanes.
Varios escritores ocultistas de la postguerra han afirmado que el budismo y la leyenda de Shambala jugaron un papel importante en el contacto oficial germano-tibetano. Examinemos dicha cuestión.

Los mitos de Thule y vril

El primer elemento de las creencias ocultistas nazis provenía de la tierra mítica de Hiperbórea-Thule. Tal como Platón había citado la leyenda egipcia de la isla sumergida de la Atlántida, Herodoto mencionó la leyenda egipcia del continente de Hiperbórea en el lejano norte. Cuando el hielo destruyó esta tierra remota, su gente emigró al sur. En un escrito de 1679, el autor sueco Olaf Rubbeck identificó a los atlantes con los hiperbóreos y situó a estos últimos en el Polo Norte. Según varios relatos, Hiperbórea se dividió en las islas de Thule y Última Thule, que algunas personas identifican con Islandia y Groenlandia.
El segundo ingrediente fue la idea de una tierra hueca. A finales del siglo XVII, el astrónomo británico Sir Edmund Halley sugirió por primera vez la idea de que la Tierra era hueca, consistente de cuatro esferas concéntricas. La teoría de la Tierra hueca disparó la imaginación de muchas personas, especialmente con la publicación del libro del novelista francés Julio Verne, Viaje al centro de la tierra, en 1864.
Poco después apareció el concepto de Vril. En 1871, el novelista británico Edward Bulwer-Lytton, en The Coming Race (La raza que viene), describió una raza superior, la vril-ya, que vivía bajo tierra y planeaba conquistar el mundo con vril, una energía psicoquinética. El autor francés Louis Jacolliot promovió el mito en Les fils de Dieu (Los hijos de Dios) (1873) y en Les Traditions indo-européenes (Las tradiciones indo-europeas) (1876). En estos libros, vinculaba al vril con el pueblo subterráneo de Thule. Los habitantes de Thule aprovecharían el poder del vril para convertirse en superhombres y dominar el mundo.
El filósofo alemán Friedrich Nietzsche (1844-1900) también enfatizó el concepto del Übermensch (superhombre) y comenzó su último trabajo, Der Antichrist (El anticristo) (1895) con la línea, “Veámonos como lo que somos. Somos hiperbóreos. Sabemos muy bien cuán aparte vivimos”. Aunque Nietzsche nunca mencionó al vril, en la publicación póstuma de su colección de aforismos, Der Wille zur Macht (La voluntad del poder), recalcó el papel de una fuerza interna para un desarrollo superhumano. Escribió que “la manada”, refiriéndose a las personas comunes, busca seguridad dentro de sí misma creando reglas, moralidad y leyes, mientras que los superhombres cuentan con una fuerza vital interna que les conduce a ir más allá de la manada. Esa fuerza les exige y los conduce a mentir a la manada para poder permanecer independientes y libres de la “mentalidad de manada”.
En los años antes y durante la Primera Guerra Mundial, Guido von List, Jorg Lanz von Liebenfels y Phillip Stauff popularizaron la ariosofía. Este movimiento mezclaba el concepto de las razas de la teosofía con el nacionalismo alemán para afirmar la superioridad de la raza aria como la base para la conquista alemana de los imperios globales coloniales de los británicos y los franceses como el gobernante legítimo de las razas inferiores. No obstante, debe señalarse que el movimiento teosófico nunca propuso sus enseñanzas acerca de las razas como justificación para afirmar la superioridad de una raza sobre otra ni previó destinar el derecho a alguna de ellas para gobernar a las demás.
En The Artic Home of the Vedas (El hogar ártico de los vedas) (1903), el antiguo defensor de la libertad India, Bal Gangadhar Tilak, añadió un detalle más al identificar la migración al sur de los habitantes de Thule con el origen de la raza aria, de tal manera que muchos alemanes a principios del siglo XX creían ser descendientes de los arios que habían migrado al sur desde Hiperbórea-Thule y que estaban destinados a convertirse en la raza suprema de superhombres mediante el poder del vril; Hitler se encontraba entre ellos.

La Sociedad Thule y la fundación del partido nazi

Félix Niedner, el traductor alemán del Viejo nórdico Eddas, fundó la Sociedad Thule en 1910. En 1918, Rudolf Freiherr von Sebottendorf estableció una sucursal en Múnich. Sebottendorf había vivido en Estambul durante varios años, donde formó una sociedad secreta en 1910, que combinaba el sufismo esotérico y la francomasonería. Se basaba en el credo de los “ assassins” (asesinos por motivos políticos) derivada de la secta nazarí del ismailismo islámico, que había florecido durante las Cruzadas. Durante su residencia en Estambul, Sebottendorf estuvo sin duda familiarizado con el movimiento pan-turaniano de los jóvenes turcos, iniciado en 1909, el cual estuvo implicado en el genocidio armenio de 1915-1916. Turquía y Alemania fueron aliados durante la Primera Guerra Mundial. Una vez de regreso en Alemania, Sebottendorf fue también miembro de la Orden Germánica (Orden de los Teutones), fundada en 1912 como una sociedad de derecha con una logia secreta antisemita con el espíritu del movimiento de la ariosofía. A través de estos canales, la superioridad aria, el racismo, el antisemitismo, los asesinatos por motivos políticos y el genocidio se hicieron parte del credo de la Sociedad Thule. El anticomunismo fue añadido tras la Revolución Comunista Bávara en 1918, cuando la Sociedad Thule de Múnich se convirtió en el centro del movimiento contrarrevolucionario.
En 1919, dicha Sociedad creó el Partido de los Trabajadores Alemanes. A finales de aquel año, Dietrich Eckart, un miembro del núcleo de la Sociedad Thule, supuestamente inició a Hitler en la Sociedad y comenzó a entrenarle en sus métodos para aprovechar el vril en la creación de una raza aria de superhombres. Hitler tenía mente mística desde su juventud, desde que estudió ocultismo y teosofía en Viena. Más tarde, Hitler dedicó Mein Kampf a Eckart. En 1920, Hitler se convirtió en el líder del Partido de los Trabajadores Alemanes, ahora renombrado como el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes (nazi).

Haushofer, la Sociedad Vril y la geopolítica

Karl Haushofer (1869-1946), un consejero militar alemán de los japoneses tras la guerra ruso-japonesa de 1904-1905, fue otra influencia importante en el pensamiento de Hitler. Existe una creencia generalizada de que él fue el responsable de la posterior alianza Alemania-Japón debido a la extremada impresión que le causaba la cultura japonesa. También mostraba gran interés en las culturas india y tibetana, aprendió sánscrito, y decía haber visitado Tibet.
Después de haber fungido como general en la Primera Guerra Mundial, Haushofer fundó en 1918, la Sociedad Vril en Berlín, la cual compartía las mismas creencias básicas que la Sociedad Thule y algunos dicen que fue su núcleo. La Sociedad buscó el contacto con seres sobrenaturales bajo tierra para obtener de ellos el poder del vril. También afirmaba el origen centroasiático de la raza aria. Haushofer desarrolló la doctrina de la geopolítica y, a principios de 1920, se convirtió en el director del Instituto de Geopolítica en la Universidad de Ludwig-Maximilian de Múnich. La geopolítica defendía la conquista de territorio para obtener mayor espacio vital (en alemán Lebensraum) como un medio para adquirir poder.
Rudolf Hess fue uno de los estudiantes más cercanos de Haushofer y le presentó a Hitler en 1923, mientras éste último se encontraba en prisión por su fallido “Putsch” (golpe de estado). Después de eso Haushofer visitó a menudo al futuro F ührer, para enseñarle geopolítica en relación con las ideas de las Sociedades Thule y vril. Así, cuando en 1933 Hitler se convirtió en canciller, adoptó la geopolítica como su dirección para la conquista de Europa Oriental, Rusia y Asia Central por la raza aria. La clave del éxito sería encontrar los antepasados de la raza aria, los guardianes de los secretos del vril, en Asia Central.

La suástica

La suástica es un antiguo símbolo indio de inmutable buena suerte, proviene de la palabra sánscrita svastika, que significa bienestar o buena suerte. Usada por los hinduistas, budistas y jains durante miles de años, también se generalizó en Tibet.
La suástica también ha aparecido en la mayoría de las culturas antiguas del mundo. Por ejemplo, la variante que gira en contra de las manecillas del reloj, adoptada por los nazis, es también la letra “G” en la escritura rúnica medieval del norte de Europa. Los francmasones la tomaron como un símbolo importante ya que “G” podría significar “God” (Dios en inglés), el “Gran arquitecto del universo”, o podría significar también “Geometría”.
La suástica es también un símbolo tradicional del antiguo dios nórdico del trueno y de la fuerza (el Thor escandinavo, el Donner alemán, el Perkunas báltico). Por esta asociación con el Dios del trueno, tanto los letones como los finlandeses tomaron la suástica como la insignia de sus fuerzas aéreas cuando obtuvieron su independencia después de la Primera Guerra Mundial.
A finales del siglo XIX, Guido von List adoptó la suástica como un emblema del movimiento neopagano en Alemania. Los alemanes sin embargo no usaron la palabra sánscrita svástica, sino que la llamaron “Hakenkreuz”, significando “cruz gamada”. Derrotaría y reemplazaría a la cruz, igual que el neopaganismo derrotaría y sustituiría al cristianismo.
Al compartir el sentimiento anticristiano del movimiento neopagano, la Sociedad Thule también adoptó la “Hakenkreuz” como parte de su emblema y la situó dentro de un círculo con una daga Alemana vertical superpuesta. En 1920, siguiendo la sugerencia del doctor Friedrich Krohn de la Sociedad Thule, Hitler adoptó la “Hakenkreuz” dentro de un círculo blanco como el diseño central de la bandera del Partido nazi. Hitler eligió el fondo rojo para competir contra la bandera roja de su rival, el Partido Comunista.
Los investigadores franceses Louis Pauwels y Jacques Bergier, enLe Matin des Magiciens (La mañana de los magos) (1962), escribieron que Haushofer convenció a Hitler para utilizar la “Hakenkreuz” como símbolo del Partido nazi. Ellos postulan que esto se debió al interés de Haushofer en las culturas india y tibetana. Esta conclusión es poco probable, ya que Haushofer no conoció a Hitler sino hasta 1923, mientras que la bandera nazi apareció por primera vez en 1920. Es más probable que Haushofer haya utilizado la presencia generalizada de la suástica en India y Tibet como evidencia para convencer a Hitler de que esta región era el lugar de los antepasados de la raza aria.

La represión nazi de los grupos ocultistas rivales

Durante la primera mitad de 1920, surgió una violenta rivalidad entre las sociedades ocultistas y logias secretas en Alemania. En años posteriores, Hitler continuó la persecución de antropósofos, teósofos, francomasones y rosacruces. Varios académicos atribuyen esta política al deseo de Hitler de eliminar cualquier rival ocultista a su gobierno.
Influenciado por las obras de Nietzsche y las creencias de la Sociedad Thule, Hitler creía que el cristianismo era una religión defectuosa, infectada por sus raíces en el pensamiento judío. Hitler veía sus enseñanzas del perdón como el triunfo de los débiles, y la abnegación como algo antievolutivo y se percibía a sí mismo como un mesías para sustituir a Dios y a Cristo. Steiner había utilizado la imagen del anticristo y de lucifer como futuros líderes espirituales que regenerarían al cristianismo en una nueva forma más pura. Hitler llegó mucho más lejos. Se vio a sí mismo librando al mundo de un sistema degenerado dando pie a un nuevo paso en la evolución con la suprema raza aria. No toleraría a ningún anticristo rival, ni en ese momento ni en el futuro. No obstante, toleraba al budismo.

El budismo en la Alemania nazi

En 1924, Paul Dahlke fundó el Buddhistisches Haus (Casa de los budistas) en Frohnau, Berlín. Estaba abierta a miembros de todas las tradiciones budistas, pero principalmente atendía a las formas teravada y japonesa, ya que eran las más ampliamente conocidas en aquella época. En 1933, fue sede para el Primer Congreso Budista Europeo. Los nazis permitieron que la Casa de los Budistas permaneciera abierta durante la guerra, pero la controlaron firmemente. Como algunos miembros sabían chino o japonés, fungieron como traductores para el gobierno en correspondencia a la tolerancia hacia el budismo.
Aunque el régimen nazi cerró la Buddhistische Gemeinde (Sociedad Budista) en Berlín, que había estado activa desde 1936, y arrestó brevemente a su fundador Martin Steinke en 1941, generalmente no persiguieron a los budistas. Tras su liberación, Steinke y varios otros continuaron dando conferencias en Berlín sobre budismo. Sin embargo, no existe evidencia de la presencia de maestros de budismo tibetano en el Tercer Reich.
La política nazi de tolerancia hacia el budismo no demuestra influencia alguna de enseñanzas budistas en Hitler ni en la ideología nazi. Una explicación más factible es el deseo de Alemania de no perjudicar las relaciones con Japón, su aliado budista.

El Ahnenerbe

Bajo la influencia de Haushofer, Hitler autorizó a Frederick Hielscher en 1935, a fundar el Ahnenerbe (Oficina para el Estudio de la Herencia Ancestral), con el Coronel Wolfram von Sievers como su director. Entre otras funciones, Hitler le encargó investigar las runas alemanas y la procedencia de la suástica, y encontrar el origen de la raza aria. Tibet era el candidato más prometedor.
Alexander Csoma de Körös (Körösi Csoma Sandor) (1784-1842) fue un académico húngaro obsesionado con la búsqueda de los orígenes del pueblo húngaro. Basándose en las afinidades lingüísticas entre el húngaro y las lenguas turcas, creía que el origen del pueblo húngaro estaba en “la tierra de los Yugurs (Uighurs)” en el Turkistán Oriental (Xinjiang, Sinkiang). Creía que si pudiera llegar a Lhasa, encontraría allí la clave para localizar su patria.
El húngaro, el finlandés, las lenguas turcas, el mongol y el manchú pertenecen a la familia de idiomas ural-altáicos, también conocida como la familia turaniana, de la palabra persa Turan para Turkistán. Desde 1909, los turcos tuvieron un movimiento pan-Turaniano encabezado por una sociedad conocida como los Jóvenes Turcos. La siguieron, poco después, la Sociedad Húngara Turaniana en 1910 y la Alianza Turaniana de Hungría en 1920. Algunos académicos creen que los idiomas japonés y coreano también pertenecen a la familia turaniana. Así, se fundaron en Japón la Alianza Nacional Turaniana en 1921 y la Sociedad Turaniana Japonesa a comienzos de 1930. Indudablemente, Haushofer tenía clara la existencia de estos movimientos que buscaban los orígenes de la raza turaniana en el Asia Central, sus objetivos encajaba bien con la búsqueda de los orígenes de la raza aria en la misma zona, por parte de la Sociedad Thule. Su interés en la cultura tibetana hizo que ganara peso la candidatura de Tibet como la clave para encontrar un origen común para las razas aria y turaniana y para obtener el poder del vril que sus líderes espirituales poseían.
Haushofer no era la única influencia al interés del Ahnenerbe en Tibet. Hielscher era amigo de Sven Hedin, el explorador sueco que había dirigido expediciones a Tibet en 1893, 1899-1902, y 1905-1908, y una expedición a Mongolia en 1927-1930. Hedin, como amigo predilecto de los nazis, fue invitado por Hitler a dar el discurso de apertura de las Olimpiadas de Berlín de 1936. Se involucró en actividades editoriales pro-nazis en Suecia y llevó a cabo numerosas visitas diplomáticas a Alemania entre 1939 y 1943.
En 1937, Himmler hizo de la Ahnenerbe una organización oficial adscrita a las SS (del alemán Schutzstaffel, Escuadrón de Protección) y como nuevo director de la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich, nombró al profesor Walther Wüst, presidente del Departamento de Sánscrito. El Ahnenerbe tenía un Instituto de Tibet, que en 1943 se renombró como el Sven Hedin Institut für Innerasien und Expeditionen (Instituto Sven Hedin para el Asia Interior y Expediciones).

La expedición nazi a Tibet

Ernst Schäffer, cazador y biólogo alemán, participó en dos expediciones a Tibet, en 1931-1932 y en 1934-1936, por deporte e investigación zoológica. El Ahnenerbe le patrocinó una tercera expedición (1938-1939) ante la invitación oficial del gobierno tibetano. La visita coincidió con la renovación del contacto tibetano con Japón. Una posible explicación para tal invitación es que el gobierno tibetano deseaba mantener relaciones cordiales con los japoneses y sus aliados alemanes como contrapeso ante los británicos y chinos. Así, el gobierno tibetano dio la bienvenida a la expedición alemana en la celebración de Año Nuevo (Losar) de 1939 en Lhasa.
En Fest der weissen Schleier: Eine Forscherfahrt durch Tibet nach Lhasa, der heiligen Stadt des Gottkönigtums (Festival de los pañuelos de gasa blancos: una expedición científica a través de Tibet hasta Lhasa, la sagrada ciudad del reino del rey dios)(1950), Ernst Schäffer describe sus experiencias durante la expedición. Durante las celebraciones, reportó que el oráculo de Nechung advirtió que aunque los alemanes traían dulces regalos y palabras, Tibet debía ser cauteloso pues el líder alemán era como un dragón. Tsarong, el ex-director militar pro-japonés de Tibet, trató de suavizar la predicción. Dijo que el regente había oído mucho más del oráculo, pero que no estaba autorizado a divulgar los detalles. Que el regente recitaba plegarias diariamente para que no hubiera guerra entre los británicos y los alemanes, ya que esto también significaría terribles consecuencias para Tibet. Ambos países debían comprender que toda la gente de bien necesita hacer plegarias con el mismo objetivo. Durante el resto de la estancia de Schäffer en Lhasa, se dieron frecuentes reuniones con el regente en las que reinó la afinidad entre ellos.
Los alemanes estaban muy interesados en establecer relaciones amistosas con Tibet. Sin embargo, sus propósitos eran ligeramente diferentes a la de los tibetanos. Uno de los miembros de la expedición de Schäffer era el antropólogo Bruno Beger, que fue el responsable de la investigación racial. Al haber trabajado con H.F.K.Günther en Die nordische Rasse bei den Indogermanen Asiens (La raza nórdica entre los indo-germanos de Asia), Beger suscribía la teoría de Günther de una “raza nórdica” en Asia Central y Tibet. En 1937, había propuesto un proyecto de investigación de Tibet Oriental y, con la expedición de Schäffer, planeaba investigar científicamente las características raciales del pueblo tibetano. En su camino hacia Tibet, en Sikkim, y posteriormente en Tibet, Beger midió los cráneos de trescientos tibetanos y habitantes de Sikkim y examinó algunas otras de sus características físicas y marcas corporales. Concluyó que los tibetanos ocupaban una posición intermedia entre la raza mongola y las razas europeas, con la presencia del elemento racial europeo mostrándose primordialmente entre la aristocracia.
Según lo que Richard Greve expone en "Tibetforschung in SS-Ahnenerbe (Investigación tibetana en el SS-Ahnenerbe)" publicado en la edición de T.Hauschild Lebenslust und Fremdenfurcht, Ethnologie im Dritten Reich (Pasión por la vida y xenofobia, etnología en el Tercer Reich) (1995), Beger sugirió que los tibetanos podrían jugar un papel importante después de la victoria final del Tercer Reich. Podrían servir como una raza aliada en una confederación pan-mongola bajo la protección de Alemania y Japón. Aunque Beger también recomendó que se llevaran a cabo estudios más a fondo para medir a todos los tibetanos, no se emprendieron más expediciones a Tibet.

Supuestas expediciones ocultistas a Tibet

Varios estudios de posguerra sobre nazismo y ocultismo, tales como el de Trevor Ravenscroft en La lanza del destino (1973), han afirmado que bajo la influencia de Haushofer y la Sociedad Thule, Alemania envió expediciones anuales a Tibet de 1926 hasta 1943. Su misión era, primero encontrar y después mantener contacto con los antepasados arios en Shambala y Agarti, ciudades subterráneas ocultas bajo los Himalayas. Expertos en el tema servían como guardianes de secretos poderes ocultos, especialmente del vril. Las misiones buscaban su ayuda para aprovechar dichos poderes en la creación de la suprema raza aria. De acuerdo con estos relatos, Shambala rechazó proporcionar ayuda alguna, pero Agarti accedió a ofrecerla. Posteriormente, desde 1929, supuestamente, grupos de tibetanos fueron a Alemania y fundaron logias conocidas como la Sociedad de los Hombres Verdes, en conexión con la Sociedad del Dragón Verde en Japón, con la intermediación de Haushofer, que supuestamente ayudaron a la causa nazi con sus poderes ocultistas. Himmler se sentía atraído por estos grupos de expertos tibetanos y agartianos y se cree que por su influencia fundó el Ahnenerbe en 1935.
Además del hecho de que Himmler no fundó el Ahnenerbe, sino que lo incorporó a las SS en 1937, el relato de Ravenscroft contiene otras afirmaciones dudosas. La principal es el supuesto apoyo de Agarti a la causa nazi. En 1922, el científico polaco Ferdinand Ossendowski, publicó Bestias, hombres y dioses, en el que describe sus viajes a través de Mongolia. En él relataba haber oído hablar de la ciudad subterránea de Agarti bajo del desierto de Gobi. Sus poderosos habitantes vendrían a la superficie, en el futuro, a salvar el mundo del desastre. La traducción alemana del libro de Ossendowski, Tiere, Menschen und Götter, apareció en 1923 y se hizo muy popular. No obstante, Sven Hedin publicóOssendowski und die Wahrheit (Ossendowski y la verdad) en 1925, en el que desacreditaba las afirmaciones del científico polaco. Señala que Ossendowski había recogido la idea de Agarti de la novela de Saint-Yves d’A lveidre de 1886 Mission de l’Inde en Europe (Misión de India en Europa) para hacer su historia más atractiva al público alemán. Ya que Hedin tenía una gran influencia en el Ahnenerbe, es poco probable que esta oficina haya enviado una expedición específicamente para encontrar Shambala y Agarti y, posteriormente, hubiera recibido ayuda de la última.

jueves, 6 de marzo de 2014

Repaso a las diferentes religiones. Capítulo I. "El animismo" por Abuelomuro, Sonia Madrid y ChapterOneKaos


- Hoy comenzamos una nueva sección en este polifacético blog. Intentaremos hablar de algunas de las miles de religiones que nos separan a todos los seres humanos (más de lo que nos une, que es lo que debería ser...). Está claro que es prácticamente imposible hablar de todas pues hay miles de religiones y más que ha habido a lo largo de la historia y que ya han desaparecido o han quedado en desuso pues los pueblos que las practicaban han desaparecido o se han visto muy reducidos. Pero a pesar de eso intentaremos hacer un amplio resumen, a través  de la historia, de las más destacadas. Esta sección no la haremos todos los días, sino un par de veces a la semana pues hay otros muchos temas que tratar y de los que hablar. Así que empezaremos con el primer capítulo de esta colección, en la que hablaremos de Animismo. Más que nada empezamos por el animismo para empezar desde el principio. Esperamos que os guste y que opinéis sobre el tema..

                                             CAPÍTULO I: EL ANIMISMO. 

 - Comenzaremos con el animismo, por ser en cierta manera la madre y el origen de todas las religiones de la Humanidad. Con el paso de los siglos y la evolución de las mentes, esta corriente se fue transformando poco a poco hasta llegar al monoteísmo o a un sistema organizado de creencias. En el concepto de animismo englobaremos todas las religiones primitivas de la Humanidad, muchas de cuyas creencias y ritos son todavía practicados por pueblos poco evolucionados. Pero no sólo podemos verlo en culturas atrasadas, sino que restos de ese animismo están presentes en casi todas las religiones del mundo en forma de herejías, supersticiones o ritos. Animismo es la creencia de que estamos rodeados de espíritus que condicionan nuestra vida. Y al decir "espíritus" no nos estamos refiriendo concretamente a los espíritus de los muertos que tan importantes son en muchas religiones y sobre todo en el espiritismo, ni tampoco a los fantasmas o apariciones que abundan en el folklore de todos los pueblos y literaturas. Nos referimos a seres inteligentes, de ordinario invisibles, que interfieren positiva o negativamente en las vidas de los humanos. De estos seres los hay que son muy superiores a nosotros y con su poder pueden ayudar a que todo salga bien; o, por el contrario, a que todo salga mal. Otros en cambio tienen mucho menos poder y se limitan a interferir en cosas pequeñas. La esencia del animismo y de sus ritos consiste en creer que cada cosa está poseída, animada o dominada por uno de estos seres; de ahí que haya espíritus de las fuentes, de los ríos, de las montañas, etc. Otro aspecto de esta "cuasirreligión" es la creencia de que estos seres invisibles viven en determinados lugares de los que no suelen salir.  Por eso, para habitar allí en paz, hay que estar en buenas relaciones con ellos. De ahí el ofrecerles sacrificios y presentarles ofrendas para tenerlos satisfechos.Los espíritus más poderosos son los que dominan la luz y las tinieblas, el tiempo, el mar y meteoros como el viento, la lluvia y los terremotos. Los menos poderosos controlan fenómenos de menor importancia. Dije "cuasirreligiones" porque muchos estudiosos de este tema dicen que el animismo no puede ser considerado como una auténtica religión y sí como una "prerreligión". Es cierto que el animismo engloba infinidad de creencias y de ritos por completo diferentes que en apariencia no tienen relación alguna. Pero en el fondo, todos los animistas tienen la misma creencia fundamental, es decir, la existencia de esos seres, y que los humanos somos inferiores a ellos y estamos, en cierta manera, a su merced. Difiere el animismo de cualquier otra religión en que los creyentes de éstas adoran todos, al mismo ser supremo en el caso de las religiones monoteístas, o a los mismos dioses en el caso del politeísmo. En otras palabras: todos los creyentes de una religión tienen los mismos dioses, cada país, en cada región y en cada tribu.

Estos espíritus o dioses se hacen visibles y presentes cuando les parece.

- Según las creencias animistas los buenos se manifiestan preferentemente en forma de luces o de objetos y seres luminosos, mientras e los malos lo hacen con formas animalescas o demoníacas.Los cultos con los que los adoran son tan variados como los mismos espíritus. Todo cuanto nos podamos imaginar ha sido utilizado como medio para aplacar comunicarse o tener contentos a los espíritus: desde ofrecerles flores y todo tipo de ofrendas vegetales, hasta animales degollados e incluso seres humanos quemados vivos. Y tenemos que decir en esto de los sacrificios que las religiones clásicas y consideradas serias no son nada superiores, pues en la mayor parte de ellas no sólo nos encontramos también con ofrendas asus dioses, sino con sacrificios sangrientos de animales y hasta de seres humanos. El animismo, si bien mantiene una idea de que existe un Gran Espíritu más grande que todos los otros, sin embargo tiene de él una idea menos elaborada que las otras religiones. Al creyente animista, de ordinario persona con muy escasa cultura, los que más le interesan son los espíritus locales y concretos de los lugares donde él está, así como los relacionados con las tareas a las que se dedica en aquel momento o de los problemas que le preocupan. Invocará a los espíritus de la caza, a los de la salud si tiene algúnhijo enfermo, o al dios de la lluvia si ve que se le secan las cosechas. Y con frecuencia hará ofrendas y sacrificios a algún espíritu determinado para que lo libere de otro espíritu que le está perjudicando.Por supuesto, a la hora de morir la imaginación del hombre primitivo se desboca, al igual que en todas las religiones, e inventa toda suerte de situaciones para los que acaban de abandonar la vida. En muchos casos el muerto se convierte automáticamente en un nuevo espíritu. En esto es completamente natural que tanto el animismo como las religiones actuales seguidas por seres humanos más cultos estén completamente perdidas;porque la verdad es que no sabemos absolutamente nada acerca de lo que sucede una vez que nuestra experiencia terrestre toca a su fin. Cada religión lo explica a su manera, lo cual nos dice que ninguna de ellas —aunque todas crean que están en lo cierto— sabe bien qué hay en el más allá, y ni siquiera si hay un más allá. Pero debemos decir que con todo el primitivismo que hay en las creencias animistas, sus seguidores no llegaron a los extremos de barbarie y de fanatismo institucionalizado que alcanzaron la mayoría de las grandes religiones en las cuales los sacrificios humanos y las guerras santas pasaron a formar parte de sus creencias y de sus liturgias. En este particular, el cristianismo no fue ninguna excepción, como más adelante veremos. Los pueblos primitivos luchaban entre sí y se mataban, pero no lo hacían por mandárselo así sus dioses o para extender sus creencias; luchaban simplemente por comida, territorio u otros beneficios materiales y terrestres. En cambio, en las grandes religiones se mataba porque así se lo ordenaba su Dios. Se mataba a los enemigos de la fe (en el Islam), a los herejes (en el cristianismo) o para tener contento a su dios (judaísmo, hinduismo, Egipto).El animismo está todavía presente en las creencias de muchas personas que oficialmente practican otras religiones. En las creencias orientales, sobre todo en el hinduismo, estos espíritus aparecen bajo la forma de dioses menores, y en la fe de muchos cristianos están mezclados con otras supersticiones y hasta con dioses importados de África por los negros esclavos, tal como sucede en la santería antillana y en las sectas espiritas del Brasil. 

El principal teórico del animismo fue Edward Taylor, quien en su libro "La civilización primitiva" puso las bases de toda su teoría y ejerció una gran influencia en el resto de los investigadores del tema. Más tarde, sus hallazgos fueron completados y reformados por Spencer en sus "Principios de Sociología". Taylor se valió mucho de la antropología para elaborar su tesis cerca de cuál fue la primitiva religión de la humanidad. En vez de elucubrar sobre cuáles debieron haber sido los pasos lógicos que el hombre de las cavernas pudo haber escogido hasta llegar a elaborar una religión, se atenía a los objetos encontrados en las excavaciones, y trataba de ver qué relación podían tener con alguna idea del más allá.

- Hoy día todas las rígidas teorías que a principios de siglo se hallaban vigentes sobre el origen de la religión y sobre las creencias del hombre primitivo, han sido superadas. Tanto la teoría naturista de Max Müller, la mágica de Marett, la totémica de Durkheim y la del monoteísmo original del Padre Schmidt se han quedado obsoletas a medida que se ha ido viendo que la aparición del hombre sobre la tierra abarca un periodo de tiempo enormemente más largo de lo que antes se creía; y mientras unos pueblos estaban todavía habitando en cavernas con unas costumbres animalescas,
otros habían ya desarrollado unas culturas que todavía hoy nos asombran y que no acabamos de comprender en toda su profundidad.
Quedémonos, pues, con que el hombre primitivo de cualquier período histórico tiende a creer que se halla rodeado de seres invisibles que tienen poder sobre las cosas y sobre las personas; lo lógico es que intente estar en buena relación con ellos. Para eso, les ofrece regalos de cosas que él aprecia, y que cree que a ellos también les agradarán. Esa es a fin de cuentas la causa y el fin de los sacrificios que vemos en todas las religiones.
Y quedémonos también con la idea , con toda su simplicidad, está más
cerca de la verdad final que la mayoría de las grandes religiones.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Vallecas saldrá a la calle en defensa de la Cultura el domingo 9 de marzo

DESDE COLÓN HASTA LA PUERTA DE ALCALÁ



El domingo 9 de marzo tendrá lugar en Madrid una colosal movilización en defensa de la cultura en la que numerosos colectivos de Vallecas estarán presentes. El acto dará comienzo a las 11:00 horas y ocupará un extenso recorrido que incluye el Paseo de la Castellana desde Colón a Cibeles, y la calle de Alcalá en su tramo de Cibeles a Puerta de Alcalá.La movilización “En Defensa de la Cultura” no es un acto cualquiera, ni tiene carácter de marcha reivindicativa que comienza en un punto determinado y acaba en otro punto concreto. Por el contrario, se trata de un recorrido reservado y ocupado por numerosos stands y espacios de libertaddonde numerosas asociaciones, colectivos, músicos, escritores, pintores, cineastas y actores, entre otros, reivindicarán que “Todos Somos Cultura”.
El objetivo del acto es concienciar a la ciudadanía, pero sobre todo a los gobernantes, de que los recortes presupuestarios y el castigo del 21 por ciento de IVA que se aplica a las actividades culturales nos empobrecen cada vez más desde el punto de vista cultural y personal.
Numerosos colectivos y entidades vallecanas estarán presentes en distintos puntos del recorrido. Entre quienes han confirmado su presencia se encuentran el Grupo de Samba Kontrabloko de Kontracorriente, la Batukada de la Asociación Cultural La Kalle, grupos de flok, rap y rock de Centro Social Entrevías, Sala Hebe y Cofradía Marinera de Vallekas, la Peña Flamenca El Duende con Pepe Caballero, Jesús Chozas, Pepe Núñez y David Ávila, Grupo de Teatro Alquimia, Vallecas Todo Cultura, Arte en la Calle, Ateneo Republicano de Vallekas, Charangas Escuela de Música de Vallecas, Músicas del Mundo de la Escuela de Música de Vallecas, recitales de poesía a cargo del Grupo Tertulia PoeKas con la participación de Maribel Alonso, Elena Moratalla, José Antonio Sánchez, Julián Martínez y Luís Miguel Morales, la actuación siempre marchosa de la Vallecana Big Band, para finalizar con la grandiosa interpretación del Coro de Esclavos del Nabuco de Giuseppe Verdi, dirigidos por Luís Cobos.
Durante el acto reivindicativo se filmarán simultáneamente tres largometrajes y habrá más de 600 bailarines y 150 baterías que intentarán batir un récord Guinness. La interpretación final del Nabuco correrá a cargo de 100 coros y más de 1.200 voces, entre los que se encontrarán los coros vallecanos Al Alba y Trobada.


MÁS INFORMACIÓN:

Acto en Defensa de la Cultura

 Domingo 9 de marzo de 2014■ Dónde: las actividades programadas se desarrollarán en dos tramos de la vía pública que permanecerán cortados al tráfico. Uno será de Colón a Cibeles y el otro de Cibeles a Puerta de Alcalá.■ Horario de actividades: de 11:00 a 14:00 horas.

martes, 4 de marzo de 2014

Deportes curiosos pero que tienen su público.



El fútbol es el deporte rey, pero hay otros que no se quedan atrás en según qué países: baloncesto, béisbol, incluso críquet. Sin embargo, por el camino quedan muchos deportes no tan conocidos pero sorprendentes de los que aquí os hablamos: desde el boxeo-ajedrez hasta el quidditch para muggles

-Desde el mismísimo mundo mágico de Harry Potter llega el deporte estrella, el quidditch. Tras convertirse en un deporte de masas en el mundo mágico, esta práctica se ha trasladado a la realidad con el 'quidditch muggle'. El deporte está cada vez más extendido en diversos rincones del mundo, incluso se ha creado la Asociación Internacional de Quidditch (IQA).
Este deporte celebra cada año la Copa del Mundo de Quidditch, una competición en la que participan hasta 80 equipos de países como EEUU, Canadá, Reino Unido, Italia o Francia. Este año, el Texas A&M Quidditch Team es el claro favorito para ganar el torneo gracias a sus numerosas victorias en sus últimos 18 encuentros de liga.


- Si eres de los que nunca creíste en la fantasía, puedes probar con undeporte medieval adaptado a los nuevos tiempos. Dos caballeros luchan frente a frente: solo puede quedar uno. La antigua justa se ha remodelado con el paso del tiempo hasta convertirse en un deporte, la justa en bicicleta.
Este deporte, que se practica principalmente en EEUU, fue creado por Black Label Bike Club, una organización especializada en bicicletas altas y choppers. Pese a que parece un deporte de riesgo, es totalmente seguro, ya que las 'lanzas' están hechas de PVC.


Ajedrez y boxeo, una combinación explosiva
El boxeo-ajedrez es un deporte híbrido en el que se mezclan el poder mental y el físico. Estos combates constan de once rondas. Seis de ellas están dedicadas al ajedrez y las cinco restantes, al boxeo. Cada una tiene tres minutos de duración. Entre asalto y asalto, hay un descanso de un minuto para que los participantes se cambien de ropa y el tablero se vuelva a poner sobre el cuadrilátero.
Sale victorioso aquel que logre noquear a su rival —igual que en el boxeo—, el que realice un jaque mate —como en el ajedrez—, o el que más puntos logre tras la decisión de varios jueces. Es un deporte en el que es importante estar bien entrenado tanto física como mentalmente



Para los amantes del ciclismo y el fútbol

Si la combinación de ajedrez y boxeo es bastante chocante, la pareja que forman el ciclismo y el fútbol no se queda atrás. El Cycle Ball o Radball y el fútbol sala son prácticamente iguales. Solo hay un dato que los diferencia: que en el Cycle Ball se juega al fútbol sobre una bicicleta.
Este deporte, popular en países como Alemania, Japón, Rusia o Francia, lo creó Nicholas Edward Kaufmann en 1893. Las series mundiales de Cycle se llevan a cabo en el UCI Indoor Cycling World Championships,campeonato del mundo 'indoor' en el que se dan a conocer los mejores equipos de ciclismo artístico y de Cycle Ball.


Los pulsos menos comunes


El campeonato de pulsos es un deporte bastante común en EEUU. Sin embargo, hay una modalidad creada en Reino Unido que no es tan fácil de ver por televisión. Se trata de los pulsos de pulgares de los pies. El Toe Wrestling World Championship comenzó en un pub de Derbyshire en 1976 y, desde entonces, se celebran cada año las series mundiales de la lucha de pulgares.
El desarrollo de una de estas partidas es similar a la de un pulso normal. Se diferencian en que en uno se usan las manos y en el otro, los pulgares de los pies. Tal es el interés de este deporte en Inglaterra que incluso fue presentado en 1997 para que se convirtiera en deporte olímpico, algo que se desestimó de inmediato.
- Pese a que el fútbol y el baloncesto parecen ser los deportes reyes a nivel mundial, hay quienes prefieren ser seguidores de estos deportes minoritarios. Y tú, ¿practicarías alguno de ellos?

"Delirios de primavera. "The Siresas' Return"" por MorenoSister

Revista especializada “Documentos históricos con mucha enjundia”
Extracto del artículo titulado: “_Las siresas ¿mito o realidad?_”
“…finalmente podemos asegurar, sin temor a equivocarnos, que las cartas encontradas en un cofre oculto en el muro sur de la fortaleza de Carcasonne, son auténticas. Por fin tenemos un documento gráfico definitivo de que las siresas, mujeres avanzadas a su tiempo y que revolucionaron el modo de vida del aun no localizado ‘reino desconocido’, existieron. Todas las tradiciones orales recogidas se han confirmado. Es un primer paso importantísimo para descubrir, después de tantos siglos, la ubicación del mítico reino y su curiosa organización interna. (…) A continuación ofrecemos en exclusiva a los lectores de nuestra publicación algunos párrafos representativos de varias de estas cartas, para que puedan juzgar por ustedes mismos…”

Carta nº 67
Corte de Su Majestad
Primavera del año del Señor de 1256
Mi muy queridísima siresa Moreno:
Desde que partisteis a aquellas lejanas tierras, patria del fornido isleño que tanto hizo por el éxito de nuestro regreso de Tierra Santa, vuestra ausencia se deja notar como la falta de trinos de los ruiseñores en estas mañanas primaverales. Vuestras nuevas nos llenan de alegría y el rey nuestro señor premia siempre con generosos dones a los correos que las portan.
Como bien adivinabais, el maestro de extraños ojos rasgados ha sido todo un acicate en mi vida. Los cortos poemas que he aprendido a hacer bajo su certero talento encierran pequeñas maravillas. Y noto como mis habilidades pateadoras aumentan por días. Bien cierto es que el peculiar uniforme que me exige para practicar este arte golpeador es asaz curioso y muchos miembros de la corte me contemplan estupefactos. Pero estoy empezando a enseñar a nuevos jóvenes caballeros en estas habilidades, cosa que satisface grandemente al rey nuestro señor... (…)
Confío en que nuestro nuevo y atractivo aliado os esté haciendo la vida hermosa. Pero volved pronto y traedle con vos. 
Siempre vuestra:
Siresa Cay.

Carta nº 123
Corte de Su Majestad
Otoño del año del Señor de 1256
Querida siresa Hermana de Batalla:
Bien sabéis que confío ciegamente en vuestro criterio en lo que se refiere al cultivo de nuestros huertos y a la buena marcha del crecimiento de las hortalizas. Pero me permito avisaros de que las plantas han comenzado a adquirir un tamaño preocupante y más parecen salvajes germanos que dadoras de alimentos. Además, al abrigo de sus
Fotos de Cartas
Cartas El castillo engalanado
El castillo engalanado
descomunales hojas, han comenzado a proliferar alimañas peludas de dientes afilados que devoran los melones y las zanahorias con singular ferocidad. Ayer mismo una de estas alimañas lanzose al cuello de mi segundo ayudante. Por suerte estuve veloz en la respuesta y ya hemos empezado a curtir su piel para hacer una alfombra. Cubrirá buena parte de la sala de lectura. Imaginaos el tamaño de la fiera.
La producción quesera mejora a ojos vistas. El quesero Bana por fin ha descubierto la receta del requesón dulce y el rey nuestro señor lo solicita siempre de postre. Sigue siendo buen y animoso trabajador y pregunta por vos de cuando en cuando. (…)
Por favor, no demoréis vuestra vuelta de los campos de trigo del sur o témome que las fieras currupias habrán de ser exterminadas con un ejército.
Con gran afecto: 
Siresa Esperedondo

Carta nº 278
Lejana isla allende los mares
Navidad del año del Señor de 1256
Mis muy añoradas siresas:
Cada día que paso en estas tierras aumentan mi sorpresa y mi asombro. No sólo he podido ver con mis propios ojos las curiosas y grandes bestezuelas que se desplazan a saltos y llevan a sus crías en una bolsa en su vientre. También he asistido con pasmo a reuniones nocturnas en las que se asa carne a la luz de las estrellas y los hombres beben grandes cantidades de una especie de zumo de cebada fermentado al que han bautizado como “Foster” (…)
Mi fornido isleño se muestra en todo momento cortés y amorosamente pendiente de mi felicidad, cosa que espero satisfaga al rey nuestro señor y retire su amenaza de seccionarle sus atributos masculinos si osaba contradecirme siquiera. Creo que mis gestiones como embajadora darán sus frutos sin tardanza y los gobernantes locales accederán con gusto a celebrar tratados de alianza con nuestro reino. (…)
Confío en que mi querida siresa Nycblue haya encontrado por fin la fórmula del mejunje magistral que haga embellecer las pieles de nuestros rostros. Podría aportar grandes riquezas al reino si su majestad decidiese venderlo a las cortes de nuestros vecinos. Decidle que he recibido con gran alegría la noticia de su relación romántica con maese Clive Owen, pues parece hombre atento y valeroso. (…)
Añorándoos siempre:
Siresa Moreno.

Carta nº 495
Corte de Su Majestad
Verano del año del Señor de 1257
Querida y admirada siresa Itaca:
Aunque aun no tenemos muy claro que aspecto debe tener el entarimado que con tanto cuidado estáis haciendo levantar, lo cierto es que va tomando forma según vuestros planos. El único problema acuciante es el de encontrar telas del tamaño que habéis solicitado para el apartado que bautizasteis como “telón”. Los comerciante venecianos, al comprobar las medidas, sufrieron un tabardillo de importantes dimensiones y hubieron de ser tratados con agua de azahar (suerte de nuestra embajada en el reino de Valencia) y mucho hipérico. Uno de ellos tuvo que guardar cama una semana entera acuciado por las fiebres. (…)
Yo misma hubo de lidiar largas horas con los leguleyos que venían con los venecianos, empeñados como estaban en arrasar las arcas del rey con una sustanciosa indemnización. Por suerte me considero hábil negociadora y mejor representante de la voluntad de su majestad y dejeles sin palabras y sin monedas (...)
Vuestros cómicos ambulantes ensayan sin descanso y los trajes y máscaras comienzan a lucir sus bellos colores en el almacén. Todos deseamos por podáis acabar vuestras gestiones en Londres y regreséis con las nuevas obras teatrales que den lujo a las noches de septiembre, para la fiesta de la cosecha. (…)
Por favor, decidle a la siresa Belenabad que el rey nuestro señor acepta de buen grado que os acompañe de vuelta el grupo musical de bombos y tambores del que tanto nos ha hablado. Sólo le sugiere que les advierta, con cariñoso pero firme tono, que si osasen tocar a temprana hora bajo las ventanas de sus aposentos, serán colgados por los pulgares en el paño de la muralla norte, que es dónde sopla más corriente.
Con gran afecto:
Siresa Cofergil.

Carta nº 501
Corte de Su Majestad
Otoño del año del Señor de 1257
Nuestra muy admirada siresa Esperedondo:
En efecto, tal como temíais, las lluvias de la pasada semana han dejado vuestra colosal pintura mural convertida en un caos de colores. El rey nuestro señor no quería que se os avisara porque temía vuestro natural disgusto, pero hemos de confesaros que el resultado final resulta extrañamente hermoso. Tanto que, incluso, el embajador florentino quedose extasiado ante su contemplación y ansía vuestra vuelta para solicitar vuestro permiso y llevarse con él un pedazo del muro. (…)
Anoche por fin llegó vuestro invitado, cuando ya el sol se ponía. Venía agotado por el viaje desde tierras germanas y quedó algo alicaído al saber que aun no habíais regresado de vuestro periplo recogedor de vasos para campanas conmemorativas. Fue invitado a unirse al rey nuestro señor y a nosotras en la cena y allí nos mostró su enorme sabiduría relativa a la cultura clásica. Muestra grandes conocimientos del pueblo espartano y es tal su admiración que, incluso, dice portar siempre con él una capa roja y un escueto calzón. Hubo grandes risas cuándo su majestad intentaba pronunciar su nombre, ese que vos entonáis con tanto arrullo: lord Michael Fassbender. (…)
Siresa Gem77, siresa Cofergil y yo proseguimos con la tarea de culturizar a las nuevas generaciones, a pesar de que los más jóvenes parecen abducidos por los juegos de guerra. Hemos organizado una hermosa biblioteca con tomos traídos por los correos enviados a los más lejanos reinos y yo misma he comenzado a enseñarles a ilustrar con hermosas letras las tablillas y cueros tratados para tal fin. Confío en que terminarán por mostrar sus habilidades escritoras más pronto que tarde.
Tened cuidado en vuestro regreso y no os demoréis más, o lord Fassbender derribará a cabezazos las almenas. Está ciertamente ansioso. Muy fascinado le vemos por vuestros encantos.
Recibid mi gran afecto:
Siresa Tomy.

Carta nº 775
Corte de Su Majestad
Primavera del año del Señor de 1258
Mi muy querida siresa Nycblue:
Vuestra carta parecía traer todos esos aromas que tan bien describís de la Provenza. Nos complace saber que vuestro viaje está siendo provechoso y que las plantas y flores de aquella hermosa región mejorarán vuestras tisanas y emplastos embellecedores. El rey nuestro señor fascinado se halla con su resultado. Asegura que su propia madre ha dejado de parecer gallina matada a escobazos y vuelve a lucir espléndida, aunque si os soy sincera, querida, creo que su entusiasmo en este caso es excesivo. Siresa Hermana de Batalla y yo seguimos viéndola cual grulla envejecida, pero parece feliz. Incluso lanza equívocos requiebros a los guardias del portón. Ya sabéis, los que llegaron con siresa Moreno y su fornido isleño tras su viaje por la patria de este último y a los que la naturaleza tanto premió con sus dones (…)
Enfrascadas nos encontramos ahora las siresas de su majestad en los preparativos de la noche mágica de San Nicanor, a la que esperamos lleguéis a tiempo. Habrá cenas comunales y bailes bajo la luna y de nuevo las jóvenes casaderas arrojarán pétalos de rosa al aceite de nardo para soñar con el rostro de su futuro esposo. Nuestros jóvenes caballeros ya sacan brillo a sus armaduras, ansiosos por impresionar a las bellas damiselas. Es una noche tan hermosa… (…)
Nuestra bienamada siresa Cay no deja de elaborar pequeños adornos de papel doblado con extraordinarios resultados. Incluso el maestro de ojos rasgados (seguimos sin conocer su nombre, cuándo lo pronuncia es cómo si se hubiesen caído al suelo tres bandejas y rebotasen) asegura poseer una fórmula magistral para teñir las aguas del foso de un brillante color turquesa durante unas horas. Ah, la primavera, cómo hace aflorar nuestros más tiernos sentimientos…
Esperamos vuestra llegada con ansiedad. La fiesta no sería lo mismo sin vos.
Con afectuosos saludos:
Siresa Itaca.